El accidente de 2001 cambió su día a día y se encuentra inmerso en su proyecto social, Obiettivo Tricolore

VENEZUELA – El nuevo artículo, redactado por el periodista venezolano Tomás Elías González Benítezdescubre a una figura única en el deporte paralímpico, Alex Zanardi.El deportista es un ejemplo en el ámbito deportivo pero también extradeportivo, gracias a sus vivencias y filosofía.Zanardi es el reflejo de muchas personas, que, después de un accidente han tenido que iniciar una nueva vida.Tomás Elías González Benítez publica en su blog cómo el deporte es una vía mágica para la superación y Zanardi, una inspiración.

La carrera de relevos, nunca finalizada, del Obiettivo Tricolore

Alex Zanardi compartía en Facebook, la siguiente publicación, justo cuando se encontraba inmerso en el Obiettivo Tricolore:“A menudo digo que la vida hay que amarla llenándola de intentos y que incluso cuando la vida te impone dificultades inesperadas, seguir sonriéndole es la única forma de hacer que las cosas sucedan”.El gran relevo, en junio, contaba con la participación de más de 50 atletas paralímpicos, entre ellos el mismo Zanardi.El objetivo era pasar el testigo, de mano en mano, por toda Italia para lanzar un mensaje de renacimiento.

Alex Zanardi: el accidente de 2001 que le cambió la vida

Alessandro Zanardi, para todos Alex, nacido en 1966, de Bolonia, es aquel que, de nuevo, vio la muerte en su rostro.Tras una exitosa trayectoria en el mundo de las carreras, su vida cambió por un accidente el 15 de septiembre de 2001, cuando fue víctima de una terrible colisión, donde perdió ambas piernas.El periodista, Tomás Elías González Benítez, opina que la fuerza de Zanardi ya fue increíble cuando inició su nueva vida:“Cuando me desperté sin piernas miré la mitad que quedaba, no la mitad que se perdía”.Desde entonces, tras una difícil rehabilitación, Alex comenzó una segunda vida y su fuerte compromiso social por dar más oportunidades a las personas con discapacidad.El italiano lucha por una movilidad ilimitada accesible para todos, compromiso que se coronó en 2018 con el lanzamiento del proyecto Objetivo 3.Desde su accidente, Zanardi comenzó a participar en numerosos eventos para deportistas discapacitados.

Las victorias acompañan a Alex Zanardi

En el ámbito profesional, Tomás Elías González Benítez, también, elogia a Alex Zanardi:“Se ha convertido en un ejemplo para muchas personas, pero, también, a nivel deportivo: ocho títulos mundiales, dos medallas de oro y medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012”.En el Campeonato del Mundo de Nottwill 2015, en Suiza, sube al primer escalón del podio en todas las carreras en las que participa.Ganó por quintavez el Maratón de Roma en la categoría de handbike en 2016.En definitiva, se abre una segunda vida para el campeón que dedicó su vida a la Fórmula Uno, y que ha logrado grandes resultados en muchas otras competiciones de coches.Pero aún queda un sueño por realizar: volver al volante de un coche de carreras.

El regreso a las carreras con BMW

BMW anunció que Alessandro Zanardi, regresaba al volante de un auto de carreras para el final de la temporada del Campeonato Italiano de Resistencia de la Serie GT en Monza.“Tengo muchas ganas de volver al volante”, relataba Zanardi.La historia de Zanardi fascina a Tomás Elías González Benítez, que comparte estas declaraciones del deportista:“Seguro que nunca hubiera querido que pasara algo así, pero en todo siempre hay aspectos diferentes y no todo es siempre negativo. Saldrá el sol y habrá tiempo para hacer otras cosas”.

Una canción para Alex Zanardi

La última y emocionante invitación a no rendirse llegó con las notas de Don’t stop me now de Queen.Dedicado a él, los atletas paralímpicos optaron por cantar, todos juntos el himno de Queen, para mostrarle cercanía al campeón, tras su grave lesión.Decenas de deportistas y amigos se han unido para interpretar una de las piezas musicales más queridas de Alex: Bebe Vio, la cantante Annalisa Minetti, Martina Caironi, Daniele Cassioli, la nadadora Simone Barlaam, Giulia Ghiretti, Mario Bertolaso, Nicole Orlando.