No siempre desplazarse hasta el gimnasio resulta fácil. Si estás buscando alternativas y no sabes bien por dónde empezar con ello, presta atención. Te damos algunas claves sobre por qué montarte un gimnasio en casa.

Aprovecharás al máximo tu tiempo

En muchas ocasiones no se va al gimnasio por la pereza que supone salir del trabajo y tener que desplazarse. Esto no ocurre si te montas un pequeño gimnasio en casa, puesto que evitarías esto y, en cambio, podrías aprovechar cualquier momento para hacer ejercicio o estiramientos. Sin lugar de dudas, un pequeño gesto que puede suponer un gran ahorro de tiempo.

Total privacidad

Los gimnasios son lugares en los que suele haber bastante gente, esto hace que no siempre sea sencillo usar las máquinas que quieres en el momento deseado o emplear los materiales que tienes durante tu planificación de entrenamiento, porque pueden estar ya ocupados o hay alguien que también está esperando para poder utilizarlos, de tal modo que vas al gimnasio y acabas perdiendo tiempo. Todo esto no ocurre en casa, puesto que serás tú la única persona que emplee los materiales y máquinas que hayas escogido para conformar tu pequeña sala de entrenamiento.

Tienen un precio más que razonable

Montar un gimnasio en casa no tiene por qué ser algo caro. Piensa en el tipo de ejercicio que quieres hacer y adquiere el material necesario para ello, en función también de aspectos como tu presupuesto disponible. Así poco a poco podrás ir ampliando también el gimnasio en casa en función de la progresión que vayas teniendo y las necesidades que puedan ir surgiendo.

Material esencial al montar un gimnasio en casa

Lo primero que has de pensar antes de seleccionar las máquinas y/o el material que necesitarás es saber el tipo de ejercicio que buscas hacer fundamentalmente. En este sentido, estos son los aspectos más relevantes a tener en cuenta.

Al hacer cardio

Cuando haces ejercicios relacionados con el cardio tendrás que marcarte unos objetivos y unos hábitos de entrenamiento. Dentro de ello podrás ver que se pueden escoger desde cintas de correr, como máquinas ciclo indoor, bicis elípticas, y bicicletas verticales.

Además, antes de seleccionar el tipo de máquina que será más adecuada es relevante que tengas presente cuáles son las principales características en los relativo a su funcionalidad y rendimiento, seleccionando en función de tus objetivos.

Para trabajar la fuerza

En cambio, si lo que buscas es, sobre todo, trabajar la fuerza en casa tendrás que apostar principalmente por ejercicios con mancuernas para trabajar la masa muscular,  la potencia, así como otros aspectos relacionados con la fuerza explosiva y la resistencia.

A través de las mancuernas podrás equilibrar la progresión y mantener un sistema de estabilidad vinculado al avance, siendo algo necesario sobre todo a la hora de trabajar zonas del cuerpo como el bíceps, triceps y hombro. Las mancuernas, además, permiten adaptar el tipo de ejercicio que se realiza a cada situación y constitución física de la persona en cuestión.

Así pues, si buscamos trabajar un aspecto como la fuerza desde casa será importante contar con determinados accesorios como pueden ser unas agarraderas de suelo que te permitan hacer flexiones, una comba para dar saltos, bandas elásticas que fomenten la tonificación muscular, etc.

Otros accesorios

Además, siempre puedes completar estos productos con otros básicos en cualquier caso como son las esterillas profesionales, los rodillos, las pelotas, combas para saltar, discos para realizar entrenamiento HIIT, entre otros. Escogiendo las piezas perfectas para los objetivos que buscas conseguir lograrás tener un buen gimnasio en casa por menos de lo que crees y hacer los ejercicios que desees cómodamente desde casa y siempre que lo desees.