La propuesta del candidato del PSC Miguel Iceta de corte muy condescendiente a favor de una Cataluña a la que habría de perdonar parte de la deuda, entre otras cosas, se han prestado para dejar en entredicho cual es la verdadera postura de los socialistas, por lo tanto María Dolores Cospedal se ha apresurado a pedir una aclaración a la alineación política.

El candidato a la Generalitat, Miguel Iceta, incluso ha sorprendido a sus propios compañeros de partido con tales solicitudes y al respecto urge que aclaren ahora desde el partido PSC si su posición estará a favor de la tendencia independentista o por el contrario del lado de la constitucionalidad, tal como lo ha solicitado Cospedal en el marco de la presentación del candidato por su partido PP, Xavier García, para la presidencia de la Generalitat.

La oportunidad fue propicia para que la Ministra de Defensa recordará que desde su partido se han defendido sin compañía alguna sus principios, lo cual es ya una marca característica del PP en España y reconoce que ahora otros, refiriéndose a Ciudadanos también lo hacen.

Cospedal le pide al PSC que aclare en qué lado se colocará

Las palabras de Miguel Iceta también han sido atajadas por el candidato del PP Xavier García, quien aprovecho para decir que no se pueden dejar brechas abiertas por donde el separatismo se pueda colar y continúe haciendo daño, tampoco hay lugar para garantías de paz y normalidad en Cataluña si aún hay partidos que no se definen claramente como constitucionalistas y aspiran llegar a la presidencia de la Generalitat.

El compromiso es con España y están en el deber de corresponder a la ciudadanía que ha salido a defender la Constitución.

Lo propuesto por Iceta respecto a que Cataluña gestione sus impuestos y la absolución de la deuda, significaría para el movimiento independentista anotarse un nuevo tanto, además de facilitar el fraude, de acuerdo al punto de vista del candidato a la presidencia por el PPC; quien añadió que ya se sabe que los fondos manejados por la Generalitat han sido utilizados en el proceso y mal estaría ahora premiarlos con una absolución de deuda.

Han sido muchas las críticas que desde las diferentes alineaciones políticas le han hecho al candidato por el PSC, entre ellas el hecho de que después de haber defendido abiertamente la realización del referéndum catalán, haya cambiado de posición y se mantenga en discursos ambiguos que no definen de qué lado está, tal como lo afirma Joan Tardá del ERC.

Así mismo, ya antes el gobierno respondió a la propuesta con un no rotundo y esto sin lugar a dudas hizo crecer al independentismo.