Se acercan las próximas elecciones generales y la ocasión ha sido propicia para que el Partido Podemos, representado por Pablo Iglesias, presente su programa electoral. Para el partido morado hay elementos fundamentales en el ámbito político que requieren de mejoras e implementaciones que lo permitan, una de ellas se sustenta en la propuesta de llevar adelante un referéndum revocatorio en contra del Gobierno con un 15% del censo electoral.

La intención es que por medio de la consulta que ha de ser de carácter vinculante se decida sobre la renuncia del Presidente y la convocatoria de nuevas elecciones. Al exponer el programa electoral, Podemos hace énfasis en que la normalización de las consultas en el Estado van a dar paso a que las bases se afiancen y por tanto la participación en el resto de todos los ámbitos territoriales se llevara adelante a grandes pasos.

Para Cataluña, la propuesta de la tolda morada consiste en un referéndum mediante el cual se permitiría a los ciudadanos elegir entre una independencia absoluta, seguir como parte de España o quedarse pero con nueva constitución.

El camino apunta hacia lo que denominan la “deliberación ciudadana” para que tengan parte en los procesos vinculados a las políticas públicas, en los Presupuestos participativos que conciernen al Estado y en los legislativos que correspondientes a las Cortes Generales.

La inviolabilidad del Rey establecida en la Constitución, quedaría eliminada al tiempo que se abren las puertas a una comisión cuya responsabilidad sería ahondar en los negocios de la Monarquía con el fin de determinar la conveniencia de esta en el ámbito democrático del país. Han incluido además la propuesta de eliminar privilegios por medio de la supresión de los aforamientos, dominio absoluto de los desplazamientos y las dietas de los diputados así como disminuir sus sueldos y las indemnizaciones por cese serían erradicadas.

Cambiar el sistema de repartición de los escaños ya que lo consideran poco equitativo, con lo cual mermar la diferencia entre votos y escaños de cada tolda política. La edad de los nuevos votantes ha sido otro de los temas tratados en este programa electoral, donde se propone que la mínima para ejercer el derecho al voto sea 16 en lugar de 18.

Parte de su visión de futuro como partido político, contempla una reforma de la norma electoral que rige el Senado con el propósito de arrebatar al PP la mayoría que hoy ostenta, además garantizarían que las instituciones cuenten con la presencia de mujeres. Respecto a la población española erradicada en el extranjero y en edad de votación, contemplan la creación de una circunscripción electoral exterior. Esto es parte del programa electoral, el cual será presentado y votado el próximo lunes. La presentación estará a cargo de Iglesias.