Todos nos hemos visto en un momento de necesidad económica alguna vez, pero cuando vamos a solicitar un préstamo nos podemos encontrar con un sinfín de problemas que las nuevas formas de crédito nos evitarían.

credito

Es por ello que resulta tan importante conocerlos y saber en qué casos pueden ser exactamente lo que estás buscando. A lo largo de este artículo comentaremos los créditos online que existen, disponibles a través de Creditosrapidos10min, las circunstancias en que te interesará pedirlos y las dudas que muchos tienen a la hora de realizar cualquier clase de gestión económica a través de la red. Pero vayamos por orden.

Los diversos créditos que están disponibles en la red

Existen dos clases, dependiendo de lo que estés buscando. Por un lado están los créditos rápidos online, mientras que por otro se encuentran los microcréditos online. Suenan de forma similar, pero no son del todo iguales. A pesar de que los propios nombres describen bastante bien de qué se trata, recuerda siempre valorar distintas entidades de préstamo y dentro de su oferta las diferentes modalidades, con sus condiciones específicas, para así ser capaz de discernir cuál es la que más te interesa. Uno de los aspectos en que más deberías fijarte es en la cantidad máxima de préstamo que ofrecen, además de cosas evidentes e indispensables como lo confiable que sea la entidad financiera que te ofrece un  préstamo rápido.

Uno de los mayores atractivos de este tipo de préstamos es que podemos acceder a ellos sin presentar un aval ni pasar a través del extenso papeleo que otra clase de préstamos requieren, por lo que no se nos exigirán unas circunstancias específicas de nómina o pensión para poder acceder a estos servicios. Para solicitarlos, no hay más que rellenar un formulario. No habrás de presentar garantías por tu parte, de manera que podrás recibirlos aún cuando hayas recibido negativas al intentar lograrlo por otras vías.

Como última ventaja a destacar en este apartado, cabe hacer mención al hecho de que a través de la red es posible acceder a fuentes de crédito fiables incluso si tus datos figuran en una lista de morosos. A decir verdad, es a través de algunas de ellas, como la conocidísima ASNEF, que puedes hacerlo.

Los casos en que te interesa beneficiarte de estos créditos

A decir verdad, en la mayoría de ocasiones será así. Salvo cuando necesites préstamos que hayas comprobado que superan el límite máximo de estos, pero aún cuando sospeches que es el caso harías bien en comprobarlo por si acaso. En cualquier situación en que necesites dinero, en especial cuando lo necesites de forma urgente, te alegrarás de haber oído hablar de estos créditos.

Pero hay otros motivos además de los que mencionamos en apartados anteriores. Un aspecto muy destacable es el de que los nuevos clientes, bajo las correctas circunstancias, pueden acceder a créditos gratuitos. Es decir, que no habrías de pagar comisiones ni intereses. Por lo general, la mayoría de entidades financieras que ofrecen esta clase de préstamos ponen a disposición del público en general esta posibilidad, de manera que el potencial cliente pueda comprobar con plenas garantías la fiabilidad, eficacia y rapidez de estos créditos.

En términos de velocidad, no es exagerado decir que en unos diez minutos ya estará todo resuelto, de tal manera que tendrás acceso al dinero que necesitas en un tiempo récord.

Puedes confiar, pero hazlo con la precaución que tendrías fuera de la red

Muchos se inquietan ante esta perspectiva, sin darse cuenta de algo muy sencillo: internet no es el único lugar donde puedes topar con gente que intenta engañarte. De hecho, en eso la red se diferencia poco del mundo real. Hay lugares de confianza, y lugares que no lo son, personas y entidades con una reputación que da fe de su legitimidad, y otras que no tienen nada que las respalde pero tratan de ocultar las referencias que sí están por ahí.

El problema es que muchas personas se acercan a internet con miedo o con temeridad, olvidándose del estupendo término medio en que siempre es bueno permanecer. ¿Te pueden estafar? Sí. ¿Lo van a hacer? Depende de tí. Actúa dentro de la red como lo haces fuera de ella; con sentido común. Infórmate acerca de las entidades de préstamo antes de contratar sus servicios. Hay dos verdades que debes tener muy presentes. La primera, que hay entidades financieras perfectamente fiables en internet. La segunda, que incluso aquellas con las que contactes a través de intermediarios legítimos podrían no serlo. Algunos son muy osados, y si justo tienes la mala suerte de contactar con ellos antes de que sean detectados, podrías caer en su trampa.

Sin embargo, es tan sencillo como ser prudente. En resumen, podemos asegurarte que un crédito online será cien por cien seguro, si se lo pides a un prestamista de fiar. Busca información, reseñas, noticias…hasta que hayas disipado todas tus dudas.

Aparte, compara para conseguir los mejores créditos rápidos a través de unas empresas y otras. No solo para aprender a distinguir las confiables de las turbias, sino para ser capaz de encontrar la mejor oferta entre las primeras.

En este sentido, empresas como Cofidis ofrece préstamos rápidos a través de Internet de forma confiable y sin necesidad de realizar papeleos ni trámite innecesarios. Podrás disponer del dinero en un plazo de 24 a 48 horas y no necesitarás tener un aval, ya que sus préstamos son sin garantía.