El ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, llegó la noche del lunes desde República Dominicana a la capital venezolana a bordo de un avión Falcón propiedad de la empresa petrolera PDVSA.

La breve visita estuvo marcada por el misterio y la sorpresa, ya que es la primera que realiza desde enero pasado cuando el Parlamento de Venezuela y su presidente Juan Guaidó, retaran a Nicolás Maduro.  Subrayó el Gobierno español que este viaje provocó la polémica en el país, incluso el presidente encargado Guiadó ante la presión de factores radicales de la oposición negó que se reuniría con Zapatero.

Vale recordar que en noviembre el Parlamento Nacional le declaró como no admisible por 53 votos contra 43 para ser mediador, igual como lo hizo hace tres años en la liberación de los presos políticos y los acuerdos entre oposición y oficialismo.

El fiasco de las negociaciones en Santo Domingo y el apoyo a las elecciones presidenciales terminaron con su papel de mediador, más aún cuando validó los  comicios que 60 naciones desconocieron. Además, el Gobierno español reconoció a Guaidó como presidente interino y  se refirió a Maduro como un tirano.

En febrero, Rodríguez Zapatero apeló a Europa, EEUU y las altas autoridades para que apoyaran la negociación en Venezuela. La fugaz visita estuvo relacionada con la plataforma privada Interbanex, que funciona desde finales de enero y la cual fue autorizada por el Banco Central de Venezuela (BCV).

El ex presidente sirvió de puente entre los dueños de Interbanex y el Gobierno de Nicolás Maduro para que la plataforma se activara, la misma ofrecía una tasa más llamativa que la del dólar paralelo. Como se sabe ante la escasez de euros y dólares, los empresarios a través del mercado negro importan la mayoría de productos e insumos.

Fuentes bancarias estiman que Zapatero introdujo a Interbanex  en el Gobierno, pero el negocio no funcionó bien y se dedicaron a conseguir fondos buitres en otros países. El diputado José Guerra, especie de ministro de Economía en la sombra, asegura que Zapatero está relacionado con Interbanex.

Poco se sabe sobre sus dueños

Interban Exchange C.A. fue fundada por los accionistas Bull Equity Managment LTD, creada en 2017 con sede en Barbados y Ampajesu S.L., instituida en 2018 en Granada (España) por Carlos García Navarro y Manuel Fajardo García.

La Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional citó al presidente del BCV, para que declarara por qué se escogió Interbanex para liderar el sistema cambiario venezolano y quiénes están detrás de la misma.  Guerra aseguró que Dionisio Sifontes, uno de los dueños de Bull Equity Managment, es cercano al vicepresidente económico Tareck El Aissami y se vincula con hechos de corrupción.