Para nadie es un secreto que Madrid ha sido la ciudad más afectada por el coronavirus, teniendo más de la mitad de contagios y fallecidos en toda la nación.  El gobierno regional ha implementado una gran cantidad de estrategias para atender esta emergencia.

Los servicios sanitarios están al borde del colapso, así que es necesario tomar acciones urgentes. Así es que la Comunidad madrileña a la importante planta de de tratamiento de Valdemingómez para que se centre en los desechos hospitalarios que están dejando los diversos centros de salud.

En Madrid hay otras plantas de tratamiento que ya están trabajando en esta causa desde hace unos días, y es que al estar tan abarrotados de pacientes, los hospitales están emitiendo más desechos de lo normal, así que es necesario crear soluciones para que esto no se salga de control.

Esta decisión se ha tomado luego de que el gobierno de Madrid emitiera un comunicado en la que explicaron que primero le notificaron al ministerio de Sanidad para recibir apoyo en la materia. Sin embargo, al no recibir respuesta decidieron utilizar los centros de tratamientos para este fin.

A su vez se está coordinando diversos almacenamientos temporales para poder colocar todos los desechos que se van recogiendo. La cantidad es demasiado alta y los mismos centros de residuos no tienen la capacidad para la magnitud del volumen.

Esto se suma a otras decisiones que ha tomado el gobierno, como desinfectar y desalojar residencias de mayores, habilitar tres morgues para atender a los fallecidos y otras estrategias que están sobre la mesa. No es un momento nada fácil para la autoridad regional.

Son horas muy difíciles en España. El presidente señaló que el confinamiento durará al menos hasta el 25 de abril, aunque es muy probable que tenga otra prórroga, debido a que hay muchos sectores y personas que están infectadas.

La cantidad de muertos en algunas ciudades han disminuido, pero sigue siendo muy alta. Probablemente ya se llegó al pico de la pandemia, pero no por esto todo va a volver a la normalidad rápidamente. Lo que está pasando en China debería ser un ejemplo.

Es una situación a la que nunca habíamos estado. Lamentablemente España es la segunda nación más afectada. Hay mucho que aprender de esto y se irá viendo con el pasar del tiempo. El mundo nunca volverá a ser igual.

Hay que apuntarle al sector digital, el medio ambiente nos lo pide a gritos. Muchos trabajos se flexibilizarán e irán a la web, al menos parcialmente.

Queda esperar a que la situación se vaya normalizando, aunque los expertos señalan que tomará más tiempo de lo que la población cree. Esta pandemia ha traído unas consecuencias muy grandes que costará mucho superar.