El pasado mes de diciembre el Ayuntamiento de Madrid había negado la renovación del contrato a la escuela taurina de Batán, una muy mala noticia para los vecinos de la zona quienes que tendrían trasladarse a poblaciones vecinas para poder desarrollar sus habilidades taurinas, principalmente los más jóvenes.

Las alternativas ofrecidas a la escuela taurina del Batán, fueron Colmenar o Navas del Rey, sin embargo, para muchos de los habitantes se trata de una decisión sin sentido que además dificultaría la práctica de lidiar toros a los vecinos.

Pero ahora se vislumbra una nueva oportunidad para que la escuela de continuidad a las actividades, al parecer el Ayuntamiento reconsideró la decisión y permitirá la renovación del contrato, siempre y cuando las puertas se mantengan abiertas también para otras actividades.

Afortunadamente quienes hacen vida en estas actividades de la escuela del Batán se habían anticipado en discutir entre ellos, la posibilidad de incluir otras actividades para complementar las de costumbre, ahora con la nueva oportunidad que le otorga el Ayuntamiento se reunirán con formalidad para decidir cuáles serían esas faenas complementarias.

Una nueva oportunidad le da Ayuntamiento de Madrid a la escuela taurina del Batán

Esas discusiones darán cabida a una serie de ideas y propuestas, sin embargo, ya hay algunos esbozos de lo que sería el uso complementario de las instalaciones de la escuela taurina del Batán, una de ellas un Centro de Investigación Taurina propuesta por Enrique Martín Arranz; en cualquier caso tendrían relación con el mundo taurino, lo cual no es casual sino que obedece a lo que estipula el BIC.

De hecho, el uso de estas instalaciones de la Venta del Batán está muy bien especificado en la declaración de Bien de Interés Cultural.

La decisión de cerrarla y el cambio de no hacerlo, obedece a múltiples discusiones que sostuvieron agrupaciones políticas como el Psoe, Ciudadanos y Ahora Madrid y el Partido Popular, unos con votos a favor y otros con abstenciones o en contra.

En cualquier caso el mantener activo el centro ha sido muy bien valorado por la mayoría e independientemente de la opinión política que tiene la portavoz de Cs con respecto a las decisiones de Carmena; es posible que una de los factores que haya influido en la reconsideración de dar continuidad a las instalaciones es que tampoco había un uso alterativo claramente definido.

La tauromaquia es una actividad cultural que merece la pena mantener viva, el inminente cierre suponía un riesgo para la práctica y formación permanente de las generaciones de relevo; los más jóvenes ajenos a lo que realmente ocurría mantuvieron las practicas con el entusiasmo de siempre, en pro de que algún día serán los sustitutos de los toreros más famosos.