Las grandes ciudades como Madrid se suman a una nueva alternativa que favorecerá a los usuarios

En algún momento determinado todos hemos necesitado alquilar un coche, ya sea para pasar unas vacaciones, ya sea para tener un coche de sustitución cuando el nuestro está en el taller y nuestro seguro no nos cubre este servicio o bien para hacer cualquier tipo de desplazamiento que pueda surgir sin previo aviso y al que tengamos que llegar lo más rápidamente posible. Sin embargo, hasta hace poco tiempo, la única opción que teníamos a nuestra disposición era alquilar coches a empresas que se dedican a este sector, encontrándonos la mayoría de las veces con precios y condiciones que no siempre se adaptaban a nuestras necesidades y a nuestros bolsillos. Por este motivo ha surgido una nueva modalidad de alquiler, perfectamente legal y segura: el alquiler de coches entre particulares en www.drivy.es, una opción de la que cada día se benefician más personas y que nos permitirá elegir entre numerosas opciones aptas para todos los presupuestos, con todas las garantías que nos ofrecen las empresas de alquiler pero con mayores beneficios. Una nueva forma cómoda, rápida y fácil de alquilar un coche, desde nuestro ordenador y con la ayuda y el contacto de profesionales que harán de nuestro proceso de alquiler algo mucho más sencillo.

Drivy

¿Cómo funciona este nuevo servicio entre particulares? Alquilar un coche

Es muy sencillo. En primer lugar, deberemos registrarnos en la web de Drivy y crear una cuenta en la que introduciremos nuestros datos personales así como una serie de datos básicos relacionados con el alquiler (nombre y apellidos, fechas en las que necesitamos el alquiler, tipo de vehículo que buscamos, etc.). Una vez completado este paso, y cuando hayamos elegido el vehículo que queremos alquilar, lo siguiente que tendremos que hacer será enviar una solicitud de alquiler al usuario en cuestión y esperar a que acepte nuestra petición. Cuantas más solicitudes de contacto enviemos, más probabilidades tendremos de conseguir antes una respuesta, especialmente importante para aquellos casos en los que necesitemos un alquiler de forma urgente. Tras esto, y siempre que nos hayan confirmado nuestra solicitud, procederemos a pagar el alquiler con tarjeta de crédito y directamente desde la web y ya estaremos listos para recoger nuestro coche concertando una cita con el propietario, donde aprovecharemos para comprobar el buen estado del vehículo y para firmar el contrato. No obstante, ahora la plataforma ya cuenta con algunos coches que permite la reserva inmediata, por lo que no hay que esperar a que el propietario responda.

Cuando haya finalizado el alquiler, ajustaremos con el propietario el precio final teniendo en cuenta el combustible que se haya o no consumido así como los kilómetros que hayamos recorrido y procederemos a firmar el contrato que da por finalizado el alquiler. Después de eso, podremos evaluar y puntuar todo el proceso, dejando nuestra opinión sobre el servicio que hemos recibido para que otros usuarios puedan tenerlo en cuenta a la hora de alquilar un vehículo.

¿Quieres rentabilizar tu coche? También puedes ponerlo en alquiler

Como no podía ser de otra forma, a la hora de alquilar coches entre particulares, también existe la posibilidad de poner nuestro coche en alquiler de forma fácil y segura. Al igual que hemos mencionado antes, el primer paso que tenemos que dar es inscribirnos de forma gratuita en la web y publicar las características de nuestro coche: una descripción del coche, una buena foto del mismo (con buena iluminación, con el coche limpio, con un buen encuadre, evitando las fotos borrosas, etc.), el precio que pedimos por el alquiler y el tiempo durante el que lo alquilamos. Después de esto, solo tendremos que esperar a recibir las diferentes solicitudes de alquiler que estudiaremos y aceptaremos y procederemos a concertar una cita con el otro conductor para entregar las llaves y el vehículo. Una vez completados estos pasos, firmaremos el contrato y esperaremos a que finalice el alquiler para volver a recuperar nuestro coche. Comprobaremos el número de kilómetros, el combustible que tiene y ya estaremos en disposición de ajustar finalmente el precio de alquiler y de firmar el contrato de finalización. Y ya solo nos quedará esperar el pago en nuestra cuenta bancaria en un plazo máximo de tres días laborables desde que finalice el alquiler. Es importante saber que Drivy cuenta con un seguro a todo riesgo con Allianz, para cubrir los coches de cualquier tipo de daño que puedan tener. Es por eso que si pones tu coche en Drivy, puedes estar totalmente tranquilo, tu coche estará asegurado a todo riesgo en cada alquiler.

Las ventajas de alquilar un coche: el turismo por grandes ciudades

Finalmente, una de las mayores ventajas a la hora de alquilar un coche las encontramos en las grandes ciudades cuando vamos a visitarlas como turistas, especialmente si tenemos en cuenta las distancias de ciudades como Madrid y si pensamos en todas las visitas “obligadas” que serán mucho más accesibles con un coche a nuestra disposición. Además, si tenemos en cuenta que hay muchas personas que apenas mueven sus vehículos en este tipo de ciudades, esta modalidad de alquiler se presenta como una muy buena alternativa con la que todos saldremos ganando.