La delincuencia es uno de los problemas más grandes que tenemos en nuestras ciudades y las autoridades deben hacer diferentes tipos de mecanismos para poder solventarlo, pero de alguna u otra forma tienen que proteger a sus ciudadanos.

Madrid siempre se ha caracterizado por ser muy tranquila, sin embargo y en el tercer trimestre del año se ha evidenciado un nuevo aumento en el índice de criminalidad en la región, después de que mucha población latinoamericana pisara nuestras tierras. No quiere decir que todos los latinos sean delincuentes, pero lamentablemente a Madrid han llegado algunos de ellos y están generando una epidemia. Un ejemplo de ello es el enfrentamiento que hubo el 30 de septiembre en el sector de Vallecas.

Dos bandas efectuaron disparos contra sí, dejando siete heridos y nueve detenidos a la espera de juicio. Afortunadamente no hubo muertos ni víctimas inocentes, algo que suele suceder en este tipo de hechos.

Según investigaciones policiales el grupo los trinitarios estaría detrás de todo esto. Se trata de una banda sumamente agresiva que lleva tiempo asechando a los madrileños y las autoridades están tomando cartas en el asunto.

Se sabe que lo compone una gran base de latinos y se han expandido de forma silenciosa en los últimos años. Lamentablemente los cuerpos policiales ignoraron sus señales y ahora tienen adeptos en varias partes de la capital. Llegó la hora de hacer algo antes de que tomen por completo la ciudad.

Por si esto fuera poco son enemigos abiertos a Ñetas, Latin Kings y DDP, algo que podría traer grandes consecuencias en el futuro. A su vez han logrado reclutar a muchos menores de edad ya que ofrecen incentivos muy gordos a través de acciones ilegales realmente sencillas. Las cifras oficiales son muy contundentes, tanto DDP y los trinitarios ocupan los 19 de los 33 hechos delictivos en el año 2018 de bandas latinas en Madrid. Esto da más del 80%, algo verdaderamente impresionante que refleja el poderío que tienen ambos.

Además de ellas también hay otras como Ñetas, Latin Kings y otros, que son enemigos acérrimos de los primeros.  No obstante Los Trinitarios son los que más orden posee y venden drogas en muchos barrios importantes de la ciudad.

Lo más interesante de esta banda criminal es que su lema principal es: “Dios, Patria y Libertad”, algo que definitivamente va en contra con lo que profesan a diario en la calle. El número 7 y los atuendos de color verde son sus atuendos habituales. Si los llegas a ver aléjate ya que podría ser peligroso.  Y lo más sorprendente que algunos miembros tienen perfiles públicos de redes sociales donde suben contenidos en códigos para mantener en contacto con su gente.

Ya la Policía ha identificado a muchos de ellos y los redondean en 300, aunque ese número puede ser superior. Nunca se sabrá quién es el líder hasta que las mismas autoridades den con él, porque ningún trinitario puede decirlo porque arriesgaría la seguridad de todo el grupo.