Dentro de la política internacional, aunque en este caso, todo esto trasciende más allá de la política, si hay un conflicto que lleva durante mucho tiempo requiriendo una solución, es el que está enfrentando a Israel y Palestina. No en vano, numerosos jefes de estado, entre ellos todos los de Estados Unidos, siempre han intentado aportar su pequeño grano de arena para tratar de poner algo de cordura a todo este asunto.

Pues bien, Donald Trump no podía ser menos y se ha desplazado hasta la zona con la intención, nada más y nada menos, que de hacer que ambas partes sellen lo que debería ser un acuerdo de paz definitivo.

¿Por qué Trump quiere una paz absoluta?

Para aquellas personas que no saben los motivos por los que el presidente de Estados Unidos quiere conseguir a toda costa un acuerdo de paz en este conflicto, hay que decir que Estados Unidos tiene una gran cantidad de intereses en esta franja geográfica. Por todo ello, un lugar en paz puede ser un lugar mucho más sencillo de controlar para el ejército norteamericano.

Sin embargo, si tenemos que hacer honor a la verdad, hay que decir que la misión que tiene Donald Trump no va a ser nada sencilla. Y es que si solo tenemos que ver la historia y el éxito que han tenido otros presidentes, tenemos que decir que no parece que haya muchas esperanzas pero claro, ya son muchos los analistas los que están pensando en la gran cantidad de recursos económicos que puede tener el inquilino de la Casa Blanca. Unos recursos que pueden ser suficientes para hacer que ambas partes tomen una decisión sobre este caso. Aun así habrá que ver cómo avanzan los acontecimiento ya que no es un conflicto que sea nada sencillo de manejar.