El Partido Popular de Madrid ya tiene una persona que va a ser la encargada de suceder a Esperanza Aguirre en los plenos del Ayuntamiento. Su nombre es José Luis Martínez-Almeida y ya ha dejado una muestra de cuáles son sus intenciones en lo que queda de legislatura. Unos años que si bien es cierto van a llevar, como ahora veremos, una cierta línea continuista, no es menos cierto que va a tratar por todos los medios dar un pequeño giro a la manera de actuar de la lideresa ya que considera que algunos de sus métodos no son lo que el Partido Popular de Madrid necesita en estos momentos.

Muy de la cuerda de Cifuentes

Utilizando un tono coloquial, se podría decir que el señor Martínez-Almeida es una persona de la escuela de Cristina Cifuentes. Con esto lo que queremos decir, como él ya se ha encargado de aclarar en las últimas horas, es que va a tratar de estar mucho más cerca del votante en lugar de pasar tanto tiempo en el despacho. No en vano va a nombrar a una persona que va a ser la encargada de hacer de puente entre él y el ciudadano de manera que sea mucho más sencillo coordinar un amplio conjunto de acciones que tengan como objetivo recuperar el voto que se ha perdido en detrimento de Podemos.

Sin embargo, como no podía ser de otro modo, también se ha encargado de dejar bien claro que va a seguir siendo una oposición molesta y que hará todo lo posible por dejar patente que Podemos no es para nada una buena alternativa de gobierno. Por ello no dudará en ningún instante llevar a cabo acciones que le permitan entrar en una cierta batalla con el partido en el poder con el propósito de hacer ver a los madrileños que el Partido Popular nunca ha dejado de ser una opción válida en la capital de España.