La magistrada de la Sección Quinta de la Audiencia la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Lucía Machado, ha resuelto la segunda sentencia en toda de España, de prisión permanente revisable a Sergio Díaz Gutiérrez, de 24 años, como culpable del asesinato del abuelo de su ex novia, Salvador Valentín Luís, de 66 años, con oficio carnicero en el municipio Icod de los Vinos.

La prisión permanente revisable trata de poner preso a una persona, pero acompañado de una rehabilitación y tratamiento terapéutico que asegure al individuo no volver a  cometer otro ataque en un futuro.

El 14 de enero de 2016, Sergio Díaz se dirigió a la vivienda de Salvador Valentín en la calle Adelfas Nº 4, del barrio de El Mayorazgo, en Icod de los Vinos, quien vivía con su hija Silvia Luis, el esposo y sus hijos, entre ellos su ex novia Kendra.

Una vez dentro del domicilio, se arrojó contra él y le apuñaló más de 30 veces en diferentes partes de su cuerpo, además de propinarle diversos golpes en el rostro. Cabe destacar que la víctima padecía de ictus, por tanto tenía dificultad para realizar movimientos y hablar, lo cual impidió que se pudiera defender al momento del ataque.

Segunda condena a prisión permanente revisable parael hombre que asesinó al abuelo de su exnovia

De acuerdo a la sentencia, Sergio Díaz Gutiérrez es inculpado como autor del asesinato con alevosía y ensañamiento a una persona que en atención a su enfermedad, era totalmente vulnerable, En consecuencia se le impuso una condena de prisión permanente revisable, inhabilitación durante la condena y libertad bajo vigilancia, durante un período de 10 años, que será ejecutada posteriormente al cumplimiento de la pena de prisión.

Así mismo se dictó una prohibición de visitar o vivir en Icod de los Vinos, ni de acercarse a una distancia menor de quinientos metros, de cualquier lugar donde se encuentren los familiares de la víctima, así mismo no podrá comunicarse con estas personas a través de cualquier medio.

Según los abogados de la defensa de Sergio Díaz, argumentaron que el agresor reaccionó bajo un evento de alteración mental, sin embargo tal hipótesis fue descartada, ya que se comprobó mediante su teléfono móvil, diversa búsquedas por Google sobre cómo propinar una puñalada letal.

Al parecer los problemas de violencia de Sergio, comenzaron unos meses atrás, después de la ruptura de la relación amorosa por parte de su novia.

Actualmente, su ex novia Kendra se encuentra bajo tratamiento psicológico, debido a la culpabilidad tan grande que le ha producido este suceso, a tal punto que se ha agredido ella misma.

El recurso de apelación de la referida sentencia, podrá presentarse ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias o ante la Corte Suprema.