De acuerdo al anuncio realizado por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, la camiseta blanca encontrada en las inmediaciones de la depuradora en la barriada de Las Negras en Níjar, tiene ADN del niño desaparecido Gabriel Cruz.

Para los padres del niño, esta noticia ilumina sus esperanzas y cada vez están más seguros que su hijo va a aparecer, ya que podría ser el enclave para disipar su desaparición. Al mismo tiempo la madre del menor, agradece la gran labor cumplida por la Guardia Civil.

Al niño Gabriel Cruz Ramírez, se le perdió el rastro a las 3:30 de tarde del día martes 27 de febrero, cuando se dirigía a jugar con unos vecinos a unos 100 metros cerca de la casa de su abuela paterna, en el paraje de Las Hortichuelas, del municipio de Níjar en Almería.

En ese momento, Gabriel vestía una camiseta blanca y encima una chaqueta roja con capucha, el pantalón era negro con rayas blancas laterales.

Los familiares del niño se percataron de su ausencia a las seis de la tarde de ese martes, cuando su abuela se dispuso a buscarlo y no logró encontrarlo en casa de los vecinos. Inmediatamente la noticia se extendió entre los habitantes del pueblo, realizándose la denuncia ante la fuerza de seguridad en horas de la madrugada.

Se halló ADN de Gabriel Cruz en la camiseta localizada por su padre

La Guardia Civil comenzó el operativo de búsqueda desde el miércoles por la mañana

Con relación al hallazgo existen muchas incógnitas alrededor de este suceso, la camiseta fue encontrada el día sábado por Ángel Cruz, el padre del menor desaparecido, junto a su pareja cerca de la depuradora del Barranco Las Águilas, en la barriada de Las Negras, lugar que ya había sido anteriormente revisada por centenares de voluntarios.

Desde el instante del hallazgo, los padres estaban totalmente seguros que la prenda era de su hijo. Por otro lado, el padre del niño no ofrece detalles sobre cómo encontró la camiseta, sólo se limita a decir que transitaba por la zona, tampoco  se ha confirmado si estaba húmeda o seca, en vista de las constantes lluvias que se han presentado en Almería.

Esta semana se reactivó el dispositivo de rastreo con menos voluntarios, en el lugar donde se vio por última vez al menor y en los puntos especiales como minas, pozos, balsas de agua y cuevas que se encuentren en un radio ampliable hasta los doce kilómetros.

En el operativo han participado Protección Civil, Emergencias Andalucía, Guardia Civil con los equipos GEAS, unidad canina y ecuestre, Policía Local, Bomberos de Almería y de otras provincias, la Cruz Roja, Infoca, el Ayuntamiento y otros voluntarios.