El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes en una comparecencia ante el Congreso, que su gobierno presentará un anteproyecto de ley para «prohibir futuras leyes de amnistía fiscal«, y ha cargado duramente contra la que aprobó el gobierno de Mariano Rajoy en 2012.

Sánchez ha reconocido que no puede publicar los nombres de los defraudadores acogidos a la amnistía fiscal que promovió el ministro Cristóbal Montoro.

Ha aducido que el Tribunal Constitucional hizo imposible revisar los casos que se ampararon a la amnistía y la publicación de sus nombres. «No podemos modificar un pasado ya sentenciado«, expresó.

Además de la prohibición de futuras amnistías fiscales, el nuevo anteproyecto de ley también permitirá publicar la lista de morosos y actualizar la lista de paraísos fiscales.

Sobre los objetivos de déficit, el presidente español ha confirmado que las comunidades podrán tener dos décimas más por su objetivo de déficit público para el próximo año, que pasará del 0,1% del Producto Interior Bruto (PIB) previsto al 0,3%., lo que se traducirá con 2.400 millones de euros de margen más, para las comunidades autónomas (CCAA) en 2019.

Sánchez anuncia medidas económicas y aspira poner fin a las amnistías fiscales

La medida se aprobará en un Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que tendrá lugar el 19 de julio y se aprobará en el Consejo de Ministros del día 20 de julio.

La crecida del déficit para las CCAA, se encuadra dentro del aumento también del déficit que el gobierno español ha establecido para la totalidad de las administraciones, que saltará del 1,3%  al 1,8%, para el 2019.

Al principio de su intervención, Pedro Sánchez ha confirmado que se hará pronto la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, con el fin de cerrar heridas y para que la democracia tenga «símbolos que unan a la ciudadanía, no que la separen”.

Resaltó que tras 40 años de democracia constitucional hay que eliminar los monumentos que glorifiquen una dictadura.

En cuanto a las pensiones, Sánchez solicitó al Congreso, su respaldo en cuanto a la actualización de las pensiones de acuerdo al IPC y al coste de la vida. En materia de vivienda y alquiler, Sánchez destacó la creación de unas 20 mil viviendas públicas para ser construidas en cuatro años.

Así mismo, elevar la prórroga forzosa de los contratos de alquiler, que pasará de tres a cinco años,  limitar las fianzas adicionales de los propietarios a los inquilinos y ajustar la definición de alquiler de temporada.

La crisis en Cataluña, la relación con el gobierno de la Generalitat y la disposición a llegar a un acuerdo, también centró buena parte de su intervención ante los diputados.