Marta Rovira de ERC ha manifestado su desacuerdo con los informes judiciales que han llegado a los medios de comunicación, cuya publicación calificó como parte de una guerra sucia que empobrece la campaña electoral.

Rovira se negó a emitir opinión alguna referente a la información hecha pública que ha desvelado que el material alusivo al referéndum ilegal del 1-O se encontraba listo y escondido por Puigdemont, mucho antes de que se revelara la fecha del mismo; sin embargo criticó que no están haciendo un juego decente, refiriéndose a los que impulsaron la aplicación del 155 y ante esta situación quedan dos opciones que el triunfo les sea adjudicado para asentar nuevamente las bases de una democracia o se convalida la represión.

También evadió en todo momento responder con que fondos y de qué forma se financió todo el Procés.

Estas declaraciones las emitió en rueda de prensa este lunes donde no desperdició la ocasión para decir que el ERC deliberará hoy si emprenderá  o no alguna acción legal contra Soraya Sáenz de Santamaría quien dijo haber “descabezado” a su partido.

Las firmas de los diputados en el documento de Barcelona

Para Marta Rovira, sus palabras dejan al descubierto la opresión frente a una campaña electoral que en el caso de su partido, el candidato está privado de dar a conocer personalmente sus propuestas, revela que la intención de mantenerlo a él y a los demás independentistas obedece a intereses políticos, están tras las rejas porque son pro independencia y la idea es dejar acéfalo el movimiento, para la numero dos de la candidatura a la presidencia de la Generalitat.

La candidata reitera que desde el Gobierno hacen lo posible por minar las fuerzas políticas como ellos, dejándolas desprovistas de condiciones justas y para ello tuerce las leyes a su conveniencia y no juega en buena lid.

Segura del triunfo de Junqueras, ha evitado emitir opiniones sobre la postura de la ANC con respecto a Carles Puigdemont y descartó de plano acuerdo alguno con el PSC luego del 21- D, señaló que su partido ya ha cerrado los pactos en éste caso refiriéndose a lo acordado con el PSC para presentar en unidos la candidatura, no es posible simpatizar siquiera con quien se ha burlado de los presos políticos, aludiendo a Iceta.

La candidata no ha dejado claro que es lo que ofrecen después del 21- D, más allá de combatir con mano dura el 155, en todo caso lo que ha reiterado cada vez que es preguntada es que siempre dará la cara y será fiel a los catalanes, así como siempre lo ha hecho.