Los supuestos autores de varios robos con fuerza cometidos en viviendas de San Rafael y Gudillos, entre ellas un chalet propiedad de la alcaldesa Manuela Carmena, fueron enviados a prisión por el Juzgado de Instrucción 3 de Segovia.

Según fuentes del Ayuntamiento de Madrid informaron que la pareja formada por un hombre y una mujer entraron a la casa que Carmena tiene en el municipio El Espinar, San Rafael, sustrayendo objetos de valor, aunque el robo no fue cuantioso.

Comunicó la Subdelegación del Gobierno en Segovia que la operación inició el pasado 23 de febrero cuando la Guardia Civil conoció que algunos hurtos se estaban cometiendo en la localidad de Gudillos en el interior de dos domicilios. Desde ese momento, arrancó la ‘Operación Nudillos’, con la finalidad de localizar y detener a los responsables de los hechos y contener la comisión de otros delitos.

Los agentes de investigación realizaron las pesquisas y sorprendieron in fraganti a dos personas cuando salían de una vivienda cuya puerta había sido forzada y detuvieron a ambas. Además, se pudo comprobar que las mismas estaban involucradas en seis robos de distintos hogares de Gudillos y San Rafael.

Fueron recuperados dentro de un vehículo estacionado en las cercanías de las propiedades afectadas, una gran cantidad de los artículos sustraídos que ya estaban siendo almacenados junto con la herramienta que se utilizó para ejecutar la acción.  Se dijo que probablemente algunos de los objetos despojados pudieron ser puestos en venta en publicaciones de internet.

Como se recordará dicho domicilio en la localidad segoviana de El Espinar, fue objeto de polémica cuando en el año 2011 pasó a manos de Carmena por un valor de 131.604,10 euros; siendo considerado un caso de alzamiento de bienes.

La alcaldesa de Madrid había presentado una querella firmada junto con su marido, después que tres viejos trabajadores del estudio de arquitectura de Leira aseguraron que no cobraron durante un año y que fueron contratados como falsos autónomos.

El extinto sindicato ‘Manos Limpias’ presentó el caso a los tribunales y cuando a los empleados se les reconoció la demanda, el responsable de la firma arquitectónica se declaró insolvente y traspasó todos sus bienes. De esta manera Eduardo Leira esposo de Carmena, no pagaría las grandes deudas que contrajo con su personal.

Para entonces y por la inhibición del Juzgado número 6 de Segovia se llevó el asunto al Juzgado de Instrucción Decano de Madrid quien absolvió a la presidenta de Madrid. Leira recientemente ha enfrentado varias causas de embargo que se ejecutaron, de hecho está en concurso de acreedores el estudio de arquitectura I 3 Consultores, quien a pesar de denunciar al matrimonio por cometer un presunto alzamiento de bienes hasta ahora no se ha comprobado.