La sociedad del siglo XXI dentro de las fronteras no está tan avanzada como muchos nos quieren hacer ver. Y no estamos hablando a nivel tecnológico, sino a nivel de derechos y de valores. Unos derechos y unos valores que en el día de hoy tienen que ver con la mujer. Lejos de tener las ideas y los conceptos claros, la necesidad del Día internacional de la mujer denota, no obstante, que todavía no hemos alcanzado esa igualdad que tanto se reclama de tantos sectores de la sociedad.

Reivindicación a todos los niveles

La verdad es que la implicación que se puede ver es bastante elevada. En primer lugar la implicación de organismo oficinales, medios de comunicación y personalidades conocidas en atajar la primera lacra de este país en cuanto a diferencia de género se refiere que no es otra que la violencia machista. Puede parecer un datos alarmante pero 17 mujeres son las que han muerto ya a manos de sus parejas en lo que va de año. Un número que nos tendría que dar mucho que pensar pero que no hace otra cosa que aumentar.

En otro orden de cosas, y dejando a un lado la violencia de género, otro de los ámbito en el que todavía hay que hacer mucho, es en el que tiene que ver con el puesto de trabajo de las mujeres. Un 7% de salario menos es lo que perciben en puestos iguales a los hombres. Y todo ello en una sociedad del siglo XXI. Además, si hablamos de las mujeres en altos cargos tenemos que decir que la desolación alcanza los límietes más elevados ya que apenas se las puede ver. De hecho, cuando se las ve, siempre se piensa que hay alguna razón detrás que no se termina de comprender muy bien.