Con los votos favorables de la totalidad de grupos presentes en la Asamblea Regional, este jueves tuvo  lugar la reforma de la Ley Integral contra la Violencia de Género del 2005, uno de los puntos más relevantes es que ahora la mujer que es víctima de violencia tiene prioridad en el  acceso a la vivienda pública sin necesidad de denuncia previa.

En adelante lo que se le va a exigir a la víctima de violencia, sea física o psicológica, es una resolución administrativa donde conste el acoso por razón de sexo, así como los informes técnicos emanados de los servicios sociales autonómicos o municipales, estos últimos de carácter vinculante.

Con presentar alguno de ellos ya puede acudir por este tipo de ayuda

Reforma de la Ley permite el acceso a la mujer maltratada a la vivienda pública sin denuncia previa

Otra vía para solicitar el beneficio es mediante la Dirección General de la Mujer donde están facultados para recibir, evaluar y dar respuesta en un plazo máximo de un mes cada solicitud que provenga de los ámbitos previamente establecidos, como el educativo, sanitario o salud mental mediante las cuales se solicite que las víctimas sean calificadas como maltratadas pese a que no existe denuncia de por medio.

Pero esta no ha sido la única modificación, hay otra donde se detalla las responsabilidades de los centros de acogida para con las víctimas y sus dependientes y se establece un tiempo de recuperación de un año, mientras deben tener acceso a manutención, alojamiento, tratamiento integral que incluya apoyo psicológico, jurídico, ayuda socio laboral y educativa, en fin todo lo que se necesita para recuperarse de la violencia sufrida.

Con base al Pacto de Estado Contra la Violencia de Género firmado el pasado mes de diciembre el cual fue firmado por todas la autonomías, Madrid se ha anticipado a todas las demás y ha puesto en marcha una medida que se aplica en otras comunidades.

La aprobación de la reforma de esta ley, contó con el apoyo de los 127 diputados de las diferentes bancadas que estaban presentes este jueves y cuya tramitación se inició el pasado 2017, en febrero del presente se aprobó una enmienda por la mayoría de Cámara y finalmente la presentada por este jueves por la formación morada con aportes de todos los grupos fue la que se aprobó en la sesión de este jueves.

La violencia de género viene creciendo de forma prominente estos últimos tiempos a juzgar por la cantidad de denuncias que se recibieron en los juzgados madrileños para el 2017, según cifras oficiales estas representaron un 25% más que el año anterior y más del 60% de los casos fueron presentados por la propia víctima.