Pedir certificados de nacimiento, matrimonio o defunción a través de la red ya es posible

La burocracia a la hora de realizar todo tipo de trámites administrativos es algo que nos tira para atrás cada vez que necesitamos cumplimentar o disponer de algún documento oficial. No obstante, la modernización digital también ha llegado a este ámbito, hecho que facilita en gran medida la vida de todos los demandantes, que ya no tienen que hacer largas colas para conseguir su objetivo final.

Gracias a la página web registrocivilmadrid cualquier individuo residente en Madrid y cercanías podrá estar informado de toda esta burocracia, de forma sencilla y desde casa. Aunque no tiene ningún vínculo ni relación con la Sede Oficial del Estado o del Ministerio de Justicia de España, está página web ha nacido con la voluntad de ofrecer información útil a los demandantes.

Y es que ahora ya se pueden pedir certificados de nacimiento, matrimonio o defunción online, aunque continúa estando activa la opción que permite hacerlo presencialmente en cualquiera de las oficinas que hay en la Comunidad de Madrid. En resumen, dicha inscripción puede hacerse a partir de 3 modalidades distintas: presencialmente, por correo o por Internet, tardando todas ellas un intervalo de entre 4 y 15 días laborables.

  • Presencialmente: Es necesario que el demandante se dirija personalmente a una oficina para realizar el trámite pertinente.
  • Correo: Se pueden solicitar los documentos por correo postal y posteriormente ser enviados a la dirección indicada, si resulta imposible acercarse a la oficina en cuestión.
  • Online: Los trámites pueden solicitarse por Internet en la página del Registro Civil de Madrid, pero una vez realizados serán enviados por correo postal a la dirección del solicitante. Si el solicitante lo prefiere también podrá recoger el certificado en la misma oficina, aunque para ello deberá indicarlo concreta y previamente en el momento de cumplimentar la petición.

Además de la oficina de la ciudad de Madrid (Calle Pradillo, 6), este servicio dispone de muchas oficinas repartidas por diferentes municipios de toda esta comunidad autónoma: Móstoles, Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Alcorcón, Colmenar Viejo, Coslada, Collado Villalba y Torrejón de Ardoz. ¿Si eres residente en la Comunidad de Madrid, cómo saber dónde tienes que ir? Muy fácil. Entra en la web y vas a poder encontrar toda esta información.

Certificado de nacimiento

Es uno de los documentos más importantes de una persona, puesto que oficializa su existencia en el registro estatal. Para obtener este aval legal, es necesario que los progenitores realicen la inscripción ante el Registro Civil antes de la finalización del plazo del nacimiento del bebé. Hay que tener en cuenta que los certificados de nacimiento se realizan en el sitio donde tenga lugar el nacimiento, por lo que si los progenitores deciden tener al bebé en otra población distinta a la de su residencia deben saber que necesitarán movilizarse hasta ese lugar para formalizar de forma legal toda la inscripción.

Los datos necesarios para disponer del certificado de nacimiento son el nombre, el lugar y la fecha. Esta información se puede obtener más fácilmente si se conoce el tomo y la página de la inscripción de la partida de nacimiento. Para ello es necesario tener el Libro de Familia a mano. Para viajar al extranjero o necesitar la aprobación legal o jurídica de este, es posible apostillar este documento.

Certificado de matrimonio

¿Qué son? Son los documentos legales que certifican la unión de una pareja a la vez que valida que todos los datos allí contenidos son veraces. Pueden ser utilizados en todo el conjunto del territorio español y en países del Convenio de La Haya. Para otros territorios, será necesario que tal documento se apostille ante notario.

Certificado de defunción

Aunque pueda no parecerlo a simple vista, este trámite es igual de importante que los demás, ya que sin él no pueden llevarse a cabo algunos otros trámites burocráticos. Por ejemplo, la obtención de una herencia. El certificado de defunción tiene por objetivo la verificación de que un individuo ha fallecido realmente, sobretodo en lo que confiere a todo tipo de esferas legales. Existen varios tipos de certificados, organizados en certificados positivos y negativos.

Aunque por correo electrónico es fácil y cómodo (pero tarda unas 3 semanas), hay que tener en cuenta que la manera más rápida de conseguirlo es haciéndolo presencialmente, ya que todas las digitalizadas a partir de 1950 se entregan en el instante. Las anteriores a este año pueden tardar entre 3 o 4 días laborables, aproximadamente.