El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el Partido Popular continúan pensando que la moción presentada por Podemos fue hecha “sin sentido” y está condenada al fracaso.  Mientras, el presidente se prepara para demostrar la inviabilidad del programa electoral de Pablo Iglesias el 13 de junio en lo que será un “duelo duro y plagado de alusiones a la corrupción, opinan fuentes de La Moncloa. En el partido, es la primera vez que afrontan una situación como ésta y siguen discutiendo sobre qué estrategia seguir ante la moción de censura.

La primera moción de censura en España fue contra Adolfo Suárez, propuesta por Felipe González en mayo de 1980. El debate duró 20 horas y el candidato propuesto para sustituir a Suárez fue Felipe González, pero la moción fue rechazada finalmente con 166 votos y 152 fueron los favorables. La segunda moción de censura la presentó el Partido Popular contra Felipe González en marzo de 1987, en el que abundaron las abstenciones (70). Hubo 67 votos a favor y 195 en contra.

El próximo 13 de junio, Rajoy podrá intervenir en cualquier momento a lo largo del debate, al igual que Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, y demás ministros. Aunque no es el modelo de debate que gusta a todos los partidos, es el que se llevará a cabo, a diferencia del debate de 1987 en el que se vivieron duelos entre el presidente y el líder de la oposición, con apariciones específicas de otros parlamentarios.

En esta ocasión, comenzará la portavoz de Podemos, Irene Montero, a quién seguirá Pablo Iglesias. Tras ellos podrán intervenir los demás portavoces en orden de menor a mayor formación política. En este tiempo, Rajoy y sus ministros podrán entrometerse en cualquier momento. Las mociones anteriores duraron tres días, ésta comenzará a las 9 de la mañana y podría resolverse en una jornada.