En las últimas semanas se han encendido las alarmas en los vecinos de la calle Eivissa debido al riesgo de derrumbe de una vivienda que no cuenta con las bases suficientes para su sostenimiento y está a punto de caer al mar.

La construcción del número 19 de la calle Eivissa en riesgo de derrumbe, representa un peligro no solo para los vecinos de la zona, también lo es para los pescadores que realizan su faena justo debajo del chalet y para los bañistas.

Desde el conjunto del municipio Esquerra Oberta, han realizado las gestiones necesarias para hacer llegar un escrito a donde informan al equipo de gobierno municipal, de toda la situación de riesgo que se desprende de las malas condiciones generales de mantenimiento en las que se encuentra la finca. Detalla el informe, que justo el lado de la construcción que se ubica hacia el mar, en éstos momentos está prácticamente en el aire, con exposición completa tanto de las vigas como de la estructura, con el agravante de que el terreno debajo de la construcción no luce sólido, razón por la que se teme que este pueda ceder en cualquier momento y ocasionar el derrumbe de la vivienda poniendo en riesgo desde sus propios habitantes sino a todos a su alrededor, vecinos, pescadores y bañistas.

Esquerra Oberta

En vista de la extrema situación de peligro que representa el mal estado en que se encuentra la construcción y la zozobra que ha ocasionado en las adyacencias, la formación de izquierdas se ha apresurado a solicitar que se lleve adelante una inspección de índole técnico por parte del consistorio con el fin de constatar que en efecto exista un riesgo real para las personas o cosas, de ser así, se tomen de inmediato las medidas pertinentes al caso de manera de asegurar la integridad física de las personas y evitar los daños personales, todo ello con la urgencia que se amerita.

Alfonso Rodríguez Sánchez y en representación de Esquerra Oberta, es consciente de que resolver en tiempo breve ésta situación relacionada con el precario estado de la vivienda es una prioridad para el Ayuntamiento, ya que existen temas relacionados con la salud pública.

Por su parte, la unión conformada por Izquierda Unida y Més hará lo que esté a su alcance para presionar en aras de aclarar lo más pronto posible la verdadera situación de la vivienda en cuanto a seguridad se refiere, sin dejar de recordar que lamentablemente este es un claro ejemplo de una construcción imposible, levantada encima del mar, literalmente llevada adelante sin pensar en las consecuencias a futuro como la que hoy se pone en evidencia, es ejemplo de ese urbanismo salvaje que ha proliferado sin control.