El Partido Socialista Obrero quiere proponer una modificación del artículo 99 de la Constitución para que no pueda repetirse un bloqueo institucional en la elección del presidente del Gobierno que solo pueda solucionarse en las urnas.

El PSOE plantea que si fallan las dos primeras vueltas se tendrá que votar sí o abstención en vez de no, como ocurre en elección de presidentes del gobierno vasco y asturiano.

Esta propuesta, dirigida por Eduardo Medina, tiene como objetivo evitar la crisis política que ha experimentado España los últimos dos años tras dos votaciones. Antes de que sea oficial, la proposición debe ser aprobada por el comité federal y las diferentes agrupaciones para que afiliados puedan enmendarla y ser enviada al congreso. La votación es el último paso.

La causa se basa en necesidad de repetir, en 2016, las elecciones que proclamó a Rajao como Presidente del Gobierno, tras no haber obtenido mayoría absoluta en 2015.

La ponencia tiene como guía el modelo asturiano

La ponencia-marco será estudiada cuidadosamente antes de ser revisada por las organizaciones políticas. Y su creación se ha inspirado en el modelo de Asturias, en el que se obliga a obtener la mayoría absoluta en la primera votación, y una segunda en 48 horas con dos únicos candidatos (lo más votados), si no se obtiene. Además, si ocurre un empate se convoca a una elección después de 48 horas que, de resultar en un nuevo empate, o bien se repite la elección o se propone otra alternativas regidas en trámites anteriores.

También se incluirá en la ponencia lo relacionado a la ciberseguridad en el apartado Confianza Digital, que incluirá nuevos derechos y solución de problemas relacionados a la protección de naturales y empresas ante amenazas en la red.