La propuesta para retomar el diálogo fue negada por el PSOE y es que el acuerdo integral de ‘gobierno de coalición’ enviado esta mañana por Unidas Podemos para lograr un Ejecutivo de coalición fue rechazado.

“Con la investidura frustrada se evidencia que el gobierno de coalición es inviable”, han resuelto los socialistas en un anuncio. Por esta razón, exigen a Pablo Iglesias que deje de “afanarse” por una “dirección” de coalición que ya se ha “visto no es factible”.

Como se recordará Pablo Iglesias líder de UP, envió un pliego al PSOE para diseñar un programa de administración conjunta entre los dos partidos, donde se nombraran tres ministros y un vicepresidente para ocupar el gabinete.

Ferraz piensa que la falta de unión con la asociación morada se manifestó porque Unidas Podemos estimular “la existencia real de dos gobiernos dentro del mismo Consejo de Ministros“. Asimismo, el PSOE destaca una vez más que “las diferencias significativas entre ambas formaciones están dadas por las acciones de Estado, y sobre todo por la crisis de convivencia en Cataluña”.

La mayoría opositora considera que la nación europea vive con Pedro Sánchez presidente en funciones, una parálisis política y su único objetivo es buscar el apoyo parlamentario para formar un Gobierno junto a otra fuerza política.

Para la Ejecutiva socialista la evidencia más devastadora, en términos cualitativos: es “La negociación que se efectuó y la posterior elección parlamentaria, las cuales contribuyeron a aumentar gravemente la desconfianza entre los dos partidos”.

Si el PSOE colabora con un convenio programático “progresista y abierto” que se use para crear un Gobierno a la danesa o a la portuguesa es factible. “Se le agradecería que la propuesta en lo programático, resultara expedita.

En cuanto a contenido, el escrito cuenta con la mayoría de las medidas que se plantearon en el discurso de investidura por el aspirante socialista a la Presidencia del Gobierno”, lisonjearon los socialistas. Aunque lamentan que no hubo avance en relación al enfoque que Unidas Podemos mantiene desde que se inició la discusión”.

Frente a las petitorias de Unidas Podemos de planificar una reunión, los funcionarios de Pedro Sánchez reaccionaron diciendo que no se saltarán el guión preestablecido: primeramente tienen previsto presentar un programa y luego debatirlo.

“Durante todo el mes de agosto, el Partido Socialista culminará la plática con la sociedad civil y mostrará el plan abierto progresista para que sea discutido con el resto de las fuerzas políticas, principalmente, con Unidas Podemos”. “Deseamos que se pueda alcanzar un convenio extenso que permita despejar la situación política y que muy pronto España tenga un gobierno escogido en una votación con participación mayoritaria de los españoles: un gobierno europeísta, feminista, progresista y ecologista liderado por el PSOE”, acota la comunicación.