Los partidos PSOE y Ahora Madrid realizarán una reunión en honor a su pacto de presupuestos para el año 2017, con la finalidad de dar seguimiento al mismo durante el presente año y es que después de haberse reunido con sus socios de investidura el pasado miércoles, el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, volvería a verlos después de que estos habrían exigido su dimisión por el “caso Open”.

Las relaciones entre el PSOE y Ahora Madrid al rojo vivo

Las relaciones han sufrido algunas contracciones a consecuencia de la imputación del concejal encargado de las cuentas de su compañera Celia Mayer, así como también de las cuentas locales, frente del área de políticas de género.

Ambos podrían encontrarse bajo la acusación de prevaricación, malversación de caudales públicos y delitos societarios por encargar informes a bufetes de abogados privados en los que se apoyó a su denuncia ante la fiscalía sobre el convenio por el que se celebra el torneo de tenis.

Las relaciones entre estos dos partidos al rojo vivo

El grupo de socialistas ha decidido no revelar cuáles serían los cambios de estrategias en sus relaciones con el gobierno de Manuela Carmena, que ignoraría el mandado total de la oposición en lo que se refiere al bloque para que finalmente cesen a Sánchez Mato en conjunto con su ex delegada de cultura. De momento, parece ser que todo gira en torno a que participarían con “presunta normalidad tanto en la revisión del acuerdo de presupuestos como en la comisión de investigación de calle 30” el martes, en la que también se podría encontrar al edil de Ahora Madrid.

Como muestra de su apoyo a las cuentas de ayuntamiento, el grupo de Purificación Causapié exigió garantía de llevar a cabo “todas las propuestas” que se habrían realizado al momento de incorporar un nuevo texto, “un cambio en algunas políticas” y “un sistema de seguimiento claro” fueron aquellas las propuestas sobre la ejecución del gasto municipal. Para estos dos últimos puntos, se acordó la creación de una comisión bilateral, que acuerda reunirse por lo menos “una vez al mes”.

En dichas reuniones se evaluaría gran parte de las medidas incluidas en el acuerdo de los presupuestos. Estas irían acompañadas de un calendario de realización, empleado para poder dar fecha y hora de las acciones a tomar sobre dichas reuniones para la lista de acciones del primer semestre. Sin embargo, el mes de Julio sería la fecha tope para su finalización, dado que dicho acuerdo fue firmado en Febrero, según la portavoz y representante del movimiento socialista.

A pesar de la gran expectativa, son muchas las cuestiones que se suscitan sobre dicha reunión. A fin de cuentas, no queda más que esperar para determinar cómo de exitosas han sido dichas reuniones.