La contaminación ambiental es un tema de vital importancia para todos los habitantes de la capital española. Tanto así que tanto estudiantes como padres hicieron una gran protesta para exigir que siga Madrid Central.

Todo esto se llevó a cabo en frente del Colegio Santa María, con el objetivo de pedirles a las autoridades que no eliminen esta medida que tanto ha servido para mejorar la calidad de vida de sus niños.

Según diversas declaraciones que emitieron a los medios de comunicación, los padres indican que ha sido la única manera de que los pequeños no se traguen todo el humo que hay en su alrededor, algo que es sumamente grave y delicado para su salud.

Madrid Central piensa ser eliminado, lo que a su juicio sería un grave error, ya que a través de varios indicadores se ha conocido que la contaminación ambiental en algunos sectores ha disminuido significativamente.

Menor tráfico, contaminación sónica y un ambiente mucho más tranquilo y agradable son algunos de los resultados que pregonen todas estas personas que se hicieron escuchar desde tempranas horas de la mañana.

¿Qué es Madrid Central?

Madrid Central se creará a pesar del pedido de la plataforma de afectados

Es una zona que se creó mediante el plan A de Calidad el Aire y Cambio climático donde se emiten muy bajas emisiones. En líneas generales favorece el transporte con bicicletas, caminar, transporte público, economía colaborativa y algunas reformas a calles y espacios públicos. Los expertos señalan que es una especie de pulmón en la capital española.

En total son más de 472 hectáreas que agrupan también a barrios como Justicia y Universidad. Una característica fundamental es que no existen calles de libre circulación salvo algunas excepciones, por lo que el tráfico es realmente escaso.

Una de estas excepciones son los funcionarios de seguridad, residentes con problemas de movilidad y algunos colectivos con horarios especiales.  Además existen algunos criterios para los vehículos que circulan en el sector, dependiendo de sus emisiones.

 Beneficios:

Los resultados que ha dado esta iniciativa son más que significativos. Actualmente se evita aproximadamente un 37% de km recorridos y un 40% de emisiones de dióxido de carbono.

Todo esto hay que sumarle a la mayor tranquilidad y paz que vive la zona gracias a que hay un menor tráfico y menos contaminación sonora, un mal que viven las principales capitales del mundo.

Con toda esta información se puede afirmar que la crisis ambiental no tiene color político. Es hora que los dirigentes se pongan las manos al corazón y entiendan que de no hacer cambios rotundos en un corto plazo las consecuencias podrían ser catastróficas en unos años.

Los organismos europeos le han pedido a las capitales del continente que sigan estableciendo políticas en la materia que reduzcan significativamente la contaminación y poder tener un futuro mucho más prometedor.