Las redes sociales se han convertido en espacios fundamentales para el desarrollo profesional e interpersonal de los seres humanos porque permiten la continuidad e inmediatez de las relaciones en términos comerciales, laborales e íntimos. Sin embargo, no todo es color de rosa porque se trata de estructuras que no están del todo blindadas frente a quienes desean irrumpir sin autorización en una cuenta ajena.

face

En el caso de Facebook se rumora que muchas personas llegan a pagar más de cien dólares para poder burlar la seguridad informática y así obtener información privada de otro usuario en particular, se conoce como hacker al programador entusiasta que reniega de la privatización de la información y milita en la causa del libre acceso a través de maniobras ofensivas contra bases de datos e infraestructuras de servidores remotos.

Formas de hackear un Facebook

Estos escenarios delictivos pueden concretarse a través de diversas metodologías, resulta imperativo proteger de ciberataques tu cuenta de Facebook porque cada vez son más las operaciones o técnicas de hacking que ponen en peligro tus finanzas e incluso tu privacidad e intimidad. Y para poder resguardar sanamente esta red que es casi como la casa de uno, es necesario conocer las múltiples formas o modalidades de hackeo.

  • Phising: Este es el modelo de abuso informático más utilizado por los cibercriminales porque consiste en crear un virus o un acceso de login falso para obtener fácilmente información confidencial como una contraseña, un número de tarjeta de crédito, etcétera. Este proceso que se supone debe controlar el acceso a un sistema informático con la identificación del usuario, simplemente sirve como anzuelo.
  • Keylogging: Esta es la técnica más simple al momento de hackear la contraseña de una cuenta de Facebook, se lleva a cabo a través de un programa o de un dispositivo en particular que registra las pulsaciones realizadas sobre el teclado para memorizar cada letra que se tipea en un fichero. El malware o código maligno  del tipo daemon se contrarresta formateando el ordenador.
  • Stealer: Es un programa práctico del tipo troyano que permite capturar una contraseña guardada en el navegador, se le conoce también como ladrón de información porque desencripta las claves encriptadas que fueron diseñadas para autentificar o controlar el acceso de una red. La solución está en un software antivirus y en rechazar correos electrónicos de dudosa procedencia.
  • Sesión Hijacking: Técnica ilegal de secuestro que consiste en adueñarse de una cookie utilizada para autentificar en un sitio web, se duplican las credenciales de autorización en una comunicación establecida para robar información o para secuestrar conexiones de red o sesiones de terminal. A modo de prevención, se pueden ir borrando las pistas que uno va dejando en el camino andado.
  • Hacking al teléfono móvil: Práctica segura y rápida que intercepta mensajes de voz o llamadas telefónicas mediante programas espías con los cuales se puede monitorear cualquier teléfono móvil. Esta forma de vigilancia  abre las puertas al daño y al fraude a través de micrófonos activados remotamente o programas espías, los usuarios deben procurar contraseñas fuertes.
  • Envenenamiento de DNS: Técnicas de sustitución de identidad que se sustentan en diseños inapropiados de software, en una falta de configuración de nombres de servidores y en situaciones que explotan la arquitectura abierta de un sistema de nombres de dominio (DNS). Este sistema de nomenclatura jerárquica queda contaminado con información potencialmente incierta.
  • Ataque de intermediario: El hacker se coloca entre el servidor y el cliente para concretar la agresión que implica leer, modificar e insertar los mensajes entre las dos partes sin el consentimiento de ninguno. Hasta los criptosistemas basados en una clave pública deben pensar en claves secretas con alta entropía, en contraseñas con baja entropía, en una autentificación mutua y en otros criterios de defensa.
  • Botnet: Robot informático cuyo artífice controla los ordenadores o servidores infectados de manera remota para arremetidas de denegación de servicio distribuido, para envío de spam, para minería o robo de bitcoins. Una medida que permite disminuir el problema es hacer un escaneo pasivo del conjunto de paquetes para adaptar o reconfigurar el firewall, el cual bloquea el acceso no autorizado.
  • hackearbook.com: Herramienta web que alarma al equipo de trabajo de Mark Zuckerberg porque se está posicionando este año 2017 como la opción más demandada entre los hackers cuando se trata de atacar una cuenta de Facebook en tan solo unos minutos. Cualquiera puede colocar la dirección de la cuenta y obtener la contraseña en un instante, es cuestión de segundos.

Hackearbook.com

Luego de haber listado las metodologías más resaltantes para hackear una cuenta de Facebook, el periódico publicado en Tenerife con el nombre El Día reitera que la página web hackearbook.com se perfila actualmente como la herramienta por excelencia de los cibercriminales. Esta página es un hackeador de cuentas de facebook que alcanza más de mil cuentas hackeadas diario.

No es sencillo detectar esta operación en caso de ser la víctima porque se garantiza el anonimato, sin embargo, si quieres proteger de ciberataques tu cuenta de Facebook debes acceder a la pestaña de seguridad desde el menú para activar notificaciones cuando se inicie sesión desde un dispositivo desconocido y en la misma pestaña podrías acceder a sesiones activas  para revisar el historial de la red.

Por su parte, el periódico mexicano Vanguardia ha publicado una serie de recomendaciones para aumentar la seguridad de la cuenta en facebook que van desde proteger la contraseña hasta desconfiar de los enlaces o incluso teclear siempre la dirección de Facebook para no agarrar atajos tendenciosos. Cuidado con la publicidad, controla las sesiones activas, no pierdas de vista tus dispositivos.

En fin, Hackearbook no es un software cualquiera porque su sencillez permite que incluso los novatos puedan hacer de las suyas. Se trata de una revolución digital de código limpio para evitar daños colaterales, una democratización de las armas en el ámbito de la informática y un peligro en todo caso que hace absolutamente difícil pero necesario proteger de ciberataques tu cuenta de Facebook.