Ante la posible vulneración de la intimidad de los menores de 4 y 11 años, el Juzgado de Instrucción número dos de Granada emitió un auto donde se requiere que tanto el padre Francesco Arcuri y en especial Juana Rivas, la madre, no difundan bajo ningún concepto informaciones referidas a sus dos hijos.

De esta forma, la titular del juzgado la juez María Ángeles Jiménez, establece una serie de medidas cautelares necesarias que apuntan a proteger el interés de ambos menores en atención a la solicitud de los representantes legales del padre y de la Fiscalía; esto a raíz de que Juana Rivas permaneció un mes ilocalizable y lo que le mereció la acusación por la presunta sustracción de los menores; así mismo las medidas incluyen la prohibición de divulgar información de los menores.

Con respecto al auto, el mismo obedece que en días pasados Juana Rivas ha hecho presencia en programas de televisión y a un reciente reportaje que publicó la revista Interviú, al respecto destacó la magistrada, que le llama poderosamente la atención el hecho de que Juana Rivas de manera insistente, haga presencia en programas de televisión y someta al escarnio público a los menores hablando constantemente de ellos y dejando de lado el derecho a la libertad de expresión, siendo claro que este como cualquier otro tiene sus límites y a criterio de la juez, la prioridad es preservar a los menores, siendo por eso por lo que adoptó las medidas cautelares que solicitó la Fiscalía.

Prohíben a Juana Rivas y a Francesco Arcuri divulgar información de sus hijos menores

De esta forma el juzgado busca evitar que se hagan públicas en redes y medios de comunicación noticias que se refieran directamente o permitan de forma indirecta la identificación de los menores, todo en el marco de la guarda y custodia, vida íntima, familiar y personal.

También ha sido ordenado que se advierta a las plataformas audiovisuales y específicamente a Ediciones Zeta, de tal manera que se abstengan de publicar cualquier información que vulnere la intimidad familiar y personal, el honor y la imagen de los niños.

Así mismo se solicitó el retiro inmediato de la noticia donde se ofrece información detallada de la investigación en curso.

Rivas, después de acatar la orden judicial el pasado 28 de agosto, mediante la que debía hacer entrega de sus dos hijos al padre, acudió a rendir declaraciones el 05 de septiembre en el Juzgado de Instrucción 2 de Granada en calidad de investigada por la presunta sustracción de sus dos hijos con quienes estuvo desaparecida durante un mes con el fin de no entregarlos a su padre Francesco Arcuri.

Actualmente los dos niños se encuentran viviendo con su padre en Cerdeña.