La llegada de los smartphones al mercado no supusieron únicamente una revolución dentro de los usuarios, sino también en lo que hace referencia en toda la industria que gira en torno al negocio de estos dispositivos móviles.

Nuestras pautas de consumo cambiaron, la filosofía de las empresa telefónicas también y, en torno a toda esta industria, comenzaron a salir nuevas vías de negocio que habían permanecido ocultas durante todo este tiempo.

La irrupción que supusieron los teléfonos móviles en el mercado hace ya algunos años, propiciaron también que nuestros hábitos de consumo online cambiaran por completo. Y no únicamente en lo relacionado con nuestro comportamiento ante las páginas web como tal, sino también en lo relacionado con el contenido que consumimos a través de la pantalla.

Lo que en un principio estaba reservado únicamente para llamar y enviar mensajes, rápidamente quedó relegado a un segundo plano. Ahora, el consumo que realizamos en nuestros dispositivos móviles está muy alejado de lo relacionado con la comunicación tradicional, sino que nos pasamos horas frente a ellos viendo películas, leyendo libros y comunicándonos a través de las diversas aplicaciones de mensajería que podemos encontrar para descargar.

Parece que llamar y enviar SMS ha quedado relegado a un segundo plano que ya jamás recuperará su protagonismo.

Reparar móviles, un solución eficaz

Que cada vez somos más propensos a consumir un mayor contenido a partir de nuestros teléfonos móviles no es ningún secreto. Y es precisamente este punto, el que está relacionado con la manera en la que interactuamos con nuestro dispositivo, la explicación de cómo ha surgido una nueva forma de negocio en torno a los dispositivos móviles.

Hemos pasado de consultarlo apenas unos cuantos minutos al día a convertirlo en un anexo de nuestro cuerpo durante una buena cantidad de horas al día. De ahí se desprende el considerable aumento de caídas que nuestros dispositivos móviles tienden a sufrir de manera relativamente habitual. Sin embargo, el aumento de funciones, de tamaño y la mejora de los materiales de construcción han hecho que los móviles sean cada vez más caros.

Lejos quedan aquellos dispositivos en los que, por mucho que se cayeran, parecían indestructibles. Hoy los teléfonos móviles son más frágiles que nunca, y eso se traduce en un mayor índice de roturas. Los cristales infinitos, tanto en la pantalla como en la parte trasera, han hecho que nuestros teléfonos gocen de una mayor sensibilidad estética, pero también hayan perdido en durabilidad.

Sin embargo, el precio que rodea a lo relacionado con el negocio de los smartphones ha hecho que, actualmente, uno de los negocios que más haya prosperado en los últimos años sean los relacionados con las reparaciones móviles.

Con un precio situado por encima de los 600/700 euros en muchos casos, cambiar de móvil cada año, como se hacía antaño, es una solución que ya poca gente puede permitirse, motivo por el cual cada vez son más los que confían sus dispositivos en manos de los profesionales del sector.

Repara tu teléfono móvil con confianza

Movical se ha posicionado como una de las empresas más importantes en lo que hace referencia al negocio de la reparación de telefonía móvil. En un contexto en el que cada vez son más los usuarios que optan por la reparación de sus dispositivos móviles, Movilcat ofrece soluciones adaptadas a todo tipo de problemas que nos puedan surgir a consecuencia del uso de nuestro teléfono.  

Entre sus especialidades se encuentra la reparación de pantallas, que es uno de los principales males de los que suelen sufrir los teléfonos móviles. La empresa, que cuenta con sedes a lo largo de todo el país, ha sabido posicionarse como una de las empresas líderes del sector.

Y todo gracias a los conocimientos de sus empleados y a su precio competitivo. Suena bien, ¿verdad?

¿Conoces todos los datos que tiene tu móvil?

Es precisamente del aumento de precios que han sufrido los teléfonos móviles lo que ha propiciado que cada vez queramos aguantarlos durante más tiempo con nosotros. De ahí se desprende el hecho de la importancia que le damos a nuestro teléfono móvil.

Nuestras pautas de consumo han cambiado, cada vez buscamos más las ofertas que las diferentes compañías nos ofrecen y, por ende, nos cuesta menos cambiarnos de compañía. Sin embargo, existen empresas de telefonía que todavía bloquean sus terminales para que únicamente puedas utilizarlo con ellos, existen móviles que, por determinadas cuestiones, no se pueden liberar o, simplemente, no tenemos toda la información sobre ellos que el fabricante nos debería de dar.

También existen situaciones en las que hemos comprado un terminal de segunda mano y queremos conocer toda la información del móvil que su anterior dueño no nos ha sabido dar. No te preocupes, si ocurre eso, podemos chequear el IMEI y conocer nuestro terminal a fondo. ¡Y a distancia!