“Si España no es una dictadura, seguramente se parece mucho a una» Santiago Sierra, febrero de 2018.

En febrero de este año, la obra Prisioneros políticos en la España contemporánea, del famoso y controvertido artista español Santiago Sierra, fue censurada y retirada de una prestigiosa feria de arte internacional en Madrid.

La obra, una serie de retratos oscurecidos, incluía rostros de políticos catalanes acusados ​​de «rebelión» por liderar el movimiento independentista catalán para separarse de España. Actualmente están viviendo en el exilio o encarcelados esperando su juicio.

No es la primera vez que se silencian a las personas que expresan públicamente su opinión en España. Recientemente, un tuitero, un poeta, algunos músicos y titiriteros han sido acusados ​​de incitar al terrorismo.

El 31 de mayo, durante el Foro Cultural Europeo, en el centro De Balie, en Ámsterdam, se entablaron debates y conversaciones con artistas españoles que han experimentado la censura y activistas luchadores por la libertad de expresión.

El artista Santiago Sierra dice desde Holanda que en España hay presos políticos

La Obra Prisioneros políticos en la España contemporánea (2018), serie de fotos pixeladas de 24 presos españoles, se exhibieron durante el foro, así como carteles en las calles de Ámsterdam.

En el foro moderado por el corresponsal de España en Holanda, Steven Adolf, la presentación comenzó con la intervención del artista Santiago Sierra, cuyos trabajos a menudo han causado controversia.

Pablo Mayoral miembro de La Comuna de Presxs del Franquismo, una asociación para la represión política del régimen de Franco, dio testimonio directo de la represión que caracterizó el último período de la dictadura franquista y lo contrastó con la situación que actualmente viven los políticos catalanes en la cárcel.

También hizo su participación, Txell Bonet, periodista y esposa del activista político encarcelado Jordi Cuixart, líder del movimiento independentista catalán que ha sido detenido por la justicia española el año pasado. Comentó la vida de pesares que soporta su hijo pequeño de un poco más de un año, por las visitas semanales que realiza desde Cataluña para poder ver a su padre en Madrid, preso por expresar sus ideas.

Habló Cesar Strawberry rapero, escritor y compositor, que en 2017 fue sentenciado a un año de prisión por el Tribunal Supremo de España, por publicar supuestos tuits que exaltaban el terrorismo y humillaban a las víctimas, lo que él considera como una libertad de expresión. Rechazó también la condena de 3,5 años impuesta al rapero Valtónyc, quién se fugó a Bélgica y de Pablo Hasel, por 2 años y un día de cárcel.

Otra participante fue Begoña Lalana, abogada española, que forma parte de la Red Jurídica de Abogados, una cooperativa que ha trabajado en defensa de muchos casos de presos políticos.