Cuando parecía que el Partido Popular no tenía más problemas en cuanto a corrupción se refiere, un informe del Concejal de Economía hace que de nuevo vuelvan a saltar todas las alarmas. Y es que el Partido Popular de la Comunidad de Madrid podría haber falseado el límite de la deuda a través de la utilización de empresas públicas.

Este hecho sería de una gravedad extrema ya que supondría una falsificación de las cuentas públicas, las cuales, no solo afectan a la propia comunidad sino que también afectan, de un modo o de otro, al resto del país.

La falsificación se llevó a cabo entre 2003 y 2015

Sin embargo la auditoría va mucho más allá de lo que pueda parecer en un primer momento. Y es que lejos de pensar que podía ser algo puntual, lo cierto es que esta actuación se llevó a cabo nada y nada menos que durante más de una década. Concretamente entre los años 2003 y 2015.

Las operaciones que se llevaron a cabo con las empresas públicas generaron unos costes totalmente innecesarios, los cuales, como no podía ser de otro modo, desequilibraban las cuentas totalmente. A partir de aquí se ofrece una serie de datos adicionales mucho más complejos de entender.

Por su parte, como era evidente, el Partido Popular acusa al consistorio de Manuela Carmena de intentar por todos los medios de desestabilizarlos. Y es que el informe lo ha llevado a cabo su propio concejal de economía. Sin embargo, los fríos datos son totalmente contundentes. Mientras que el Partido Popular ha estado en el poder en la capital de España, las cuentas eran falsas. Ahora falta por ver si todo este asunto se pondrá en manos de la justicia y se llevará a cabo algún tipo de comisión de investigación con el objetivo de esclarecer los hechos.