Nuevo entre comillas es el Podemos recién nacido en Brasil, aunque se le puede llamar más bien una reinvención, un nuevo partido conformado cien por cien por integrantes del viejo clero del Congreso de Brasileño, aun cuando se empeñen en hablar de una nueva política.

Este recién fundado Podemos Brasileño, arranca con un número de 2 senadores, 14 diputados federales, 17 diputados estatales más un total de 30 alcaldes con lo cual aspiran crear una verdadera demanda popular. El Senador Álvaro Días quien es precandidato presidencial a los comicios del próximo 2018 de Brasil por Podemos, indica que se han inspirado en el homónimo de nombre que lidera Pablo Iglesias, aunque resalta que hay diferencias ya que no hay afinidad en cuanto a la ideología, aunque les parecen útiles sus herramientas.

¿En que se asemejan?

Se basan en los principios de participación popular, transparencia y democracia directa, aseveran que no pertenecen ni a la izquierda ni a la derecha, son proclives a la disminución del gasto oficial sin imponerlo como una norma.

Días se pone como ejemplo, señalando que desde hace mucho tiempo no acepta ni el auxilio de vivienda y tampoco su salario por haber sido gobernador. Continúa Días diciendo que el modelo de partido brasileño está acabado y en medio de la tremenda crisis de ética es por lo que surge Podemos, una alternativa de lucha en contra de la corrupción del país.

Podemos en Brasil

Como decíamos en principio, se trata de una reinvención del antiguo partido PTN que hasta hace poco contó con una trayectoria que superaba los 60 años, esto lo venían evaluando desde dos años atrás, de acuerdo a lo que informa la ahora Presidenta de Podemos Renata Abreu, quien agregó que se dedicaron a estudiar a las nuevas agrupaciones políticas que han surgido en Europa y que realmente representan una nueva forma de hacer política para que sirvieran de fuente de inspiración.

Hechos públicos y notorios como el caso de la Presidenta Dilma Rousseff y la investigación de la operación Lava Jato, un escándalo de marca mayor, movió al PTN a cambiarse no solo el nombre, sino a buscar la forma de que la voz del pueblo sea escuchada, de demostrar que es posible hacer las cosas bien y de otra forma y asegura que conseguir políticos dignos de este nuevo partido no fue nada fácil, a sus filas se ha unido el senador Romario quien se aseguró que solo entraría a Podemos si se le garantizaba que no habría corruptos en estas.

Ideológicamente y tal como lo hacen los nuevos partidos europeos, buscan promover la participación popular y el uso de las redes para movilizar; de hecho, Renata anunció la aplicación para móviles que lanzará el partido para promover los votos a favor o en contra de los que debatan en el legislativo.