Un anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, fue enviado a las distintas bancadas parlamentarias. Mediante el mismo, el Gobierno busca erradicar el tránsito de vehículos de combustión en un plazo de tres décadas.

Ya las distintas bancadas parlamentarias tienen en sus manos el borrador, entre otros puntos, el documento señala que aquellos municipios cuyas poblaciones sean superiores a los 50.000 habitantes, deben contemplar en sus planes de  ordenación urbana, normas que permitan mitigar las emisiones nocivas del tránsito automotor.

De acuerdo  con los números del Instituto Nacional de Estadística (INE), esta medida podría afectar a 138 ciudades, que juntas, suman una población superior a los 23 millones de personas, lo que equivale al 50% de la población de España que se encuentra concentrada principalmente en las grandes urbes del país próximas a ciudades tales como: Madrid y Barcelona.

El plan contempla la priorización de medios de transporte como las bicicletas, la electrificación del transporte público, así, como el desplazamiento a pie de las personas por la ciudad.

Se trata de eliminar los combustibles que afectan no solo a la ciudad, sino, a todo el planeta. Por eso el proyecto estimula el uso del transporte movido por la fuerza eléctrica, siempre haciendo énfasis en el uso de la bicicleta como ocurre en otros países como Holanda.

Plan verde del Gobierno, busca imponer restricciones al tráfico de vehículos

El proyecto presenta la propuesta de que a partir del año 2020 se prohibirá la matriculación de aquellos vehículos que emitan gases nocivos para la salud como el dióxido de carbono. Por lo que no se comercializarán vehículos impulsados por motores de combustión, posiblemente con la excepción de los vehículos de transporte, para evitar un impacto negativo en la economía.

Con  relación a los municipios que posean más de cien mil habitantes, estos estarán obligados a presentar en el año 2021 sus políticas para la reducción de las emisiones nocivas que producen los vehículos, y que favorezcan un entorno menos contaminado.

El anteproyecto presentado por el Gobierno, no dice nada en relación al uso de energías renovables, recuperación de viejos inmuebles, así, como tampoco a las emisiones producidas por las instalaciones de fábricas apostadas en  territorio español.

En Madrid ya se ha presentado un proyecto; el ayuntamiento ha implantado restricciones al uso de vehículos automotor de combustión, en el centro de la ciudad. Se están habilitando más espacios para el uso de los peatones.

Preocupación en las gasolineras

La intención del Gobierno de convertir las grandes gasolineras en “electrolineras”, ha desatado la preocupación de los dueños de estas instalaciones por diversas razones: la medida acarrea multas de hasta 30 millones de euros para los que la incumplan.

Por otro lado, Aevecar (Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles), considera que la medida atenta contra el libre mercado, y apunta, que no se menciona quien va a soportar las inversiones y mucho menos las amortizaciones, ya que no se ha tenido en cuenta la escasez de cargadores en el país.