Hace unos años, concretamente en el año 2008, la Comunidad de Madrid destacó por lo que tuvo a bien denominarse plan Alquila. Un plan en el que se daban cita propietarios y personas interesadas en alquilar un inmueble de manera que se pudiera firmar un acuerdo que fuera beneficioso para ambas partes y en el que el precio del inmueble alquilado estuviera dentro de las normas que dictaba el mercado teniendo en cuenta la crisis económica que estaba azotando el país. Un plan que tuvo cuatro años realmente buenos pero que poco a poco, como vamos a detallar ahora, ha ido haciendo aguas.

Poca actividad y cada vez menos

Con los datos en la mano, hay que decir que este último año 2016, el número de acuerdos firmados se ha visto reducido de un modo drástico. De hecho, solo hay que ver los datos publicados hasta el momento y percatarse de que se han firmado un 72% menos. Un dato que no hace otra cosa que permitir que los precios vuelvan a subir ya que no se ven controlados del modo en que se hacían antes.

Ante las reacciones de los interesados, los cuales, acusan una falta de interés por parte de la Comunidad de Madrid, la oposición ya ha pedido explicaciones. Unas explicaciones que no han tardado en llegar y que aseguran que la no renovación por parte de la empresa que gestionaba estos acuerdos, les ha ocasionado más de un contratiempo.

No obstante, sea como fuere, lo cierto es que este plan debe ponerse en marcha de nuevo ya que cada día son más las personas las que necesitan una vivienda a un precio justo y son muchas las personas las que necesitan alquilarla en unas condiciones fiscales que sean ventajosas para ellos. Habrá que ver la reacción del partido en el gobierno.