El Partido Popular parece estar muy cerca de lograr los apoyos necesarios para que los presupuestos generales se aprueben. De hecho, a día de hoy se puede decir que está virtualmente hecho tras los acuerdos a los que ha llegado con el PSOE y con Ciudadanos, los cuales, les da los votos necesarios.

El PSOE consigue tiempo para las comunidades autónomas

Esto es lo que ha podido lograr el PSOE tras negociar con el partido de Mariano Rajoy. Y es que a pesar de que este lunes, Cristóbal Montoro asegurase que el déficit permitido a las autonomías iba a ser solo del 0,3%, hoy se sabe que tras el acuerdo este va a ser del 0,4%. Esto le va a permitir a las autonomías, sobre todo a las que están gobernadas por el PSOE, invertir un poco más de dinero en partidas que para ellos son vitales si quieren seguir recuperando la distancia que han perdido en los últimos años. Unas partidas que no son otras que sanidad y educación.

Con Ciudadanos ha pactado una rebaja en el IRPF

Mientras tanto, con la formación naranja, y a falta de algunos flecos que ambas partes consideran sin importancia, se ha pactado una rebaja en el IRPF de 2.000 millones de euros. Una rebaja que llegará a partir del 1 de enero del año 2018 y que llegará en forma de deducciones y de rebajas directas. Esta rebaja en el IRPF tendrá efecto en las rentas más bajas del país, las cuales, según ha trascendido, tienen que estar por debajo de los 18.00 euros anuales.

Unos acuerdo que si bien es cierto eran impensables hace unos años, hoy en día no solo son una realidad sino que son necesarios si lo que se quiere es que esta legislatura siga adelante con unas cuentas consolidadas y que den buena imagen en Europa.