El Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) tuvo que suspender las solicitudes del subsidio de 430 euros para personas mayores de 52 años, debido a las inconsistencias del decreto-ley, que fue aprobado en Consejo de Ministros el pasado 8 de marzo.

La dirección nacional del organismo dependiente del Ministerio de Trabajo, giró  instrucciones para posponer las solicitudes, dirigiendo una carta a las oficinas de empleo para que parara las entregas de ayudas a seres que llegan al paro desde un empleo por cuenta foránea y agotaron la prestación por desempleo.

Los llamados  ‘repescados’ igualmente tendrán que esperar

El Sepe desde su entrada en vigencia el pasado mes de marzo, había concedido el subsidio a 32.000 personas desempleadas mayores de 52 años, dejando sin aprobar 24.000 solicitudes; cuyos casos excepcionales recibirán con carácter retroactivo el mismo desde su petición.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social trabaja para agilizar el acceso al subsidio.

Son variados los casos que no están claros, entre ellos personas mayores de 55 años cuya renta particular estaba en el mínimo que se pide, no así la renta familiar, no le tocará la ayuda. Aquellos entre 61 y 65 años que cumplan todos los requisitos si podrán cobrarla.

Sanchez anuncia grandes cambios

Asimismo no se sabe si el beneficio se le otorgará a los que cotizaron por 15 años pero los últimos años de su vida laboral previos a cumplir los 52 fueron autónomos, o que un elemento cumpla los 15 cotizados después de llegar a los 52 años y como autónomo.

Tal como está escrita la norma no se aprueba la ayuda. Además y si llevas 15 años cotizados pero 10 de ellos como autónomo no cumpliría otro requisito, sino sumar seis años cotizados para desempleo.

Tampoco se especifica qué ocurrirá con los individuos que cobraban la renta activa de inserción (RAI) y ahora quieren pasar al subsidio. Por estos casos, el Sepe decidió detener las adjudicaciones y esperar instrucciones o esperar que el Gobierno modifique nuevamente la normativa vigente.

El subsidio para mayores de 52 años desempleados, es una ayuda mensual que los protege hasta lograr la edad de la jubilación. Anteriormente era un beneficio social reservado a los mayores de 55 años. Esta prestación favorecerá a 380.000 personas hasta que cumplan la edad reglamentaria de jubilación, y no hasta que acceda a una modalidad de pensión contributiva de jubilación.

Esta fue de las premisas claves del gobierno de  Pedro Sánchez para ganar el voto del elector mayor de 50 años, pero fue lanzada con Presupuestos prorrogados. Magdalena Valerio ministra de Trabajo, aseguró que el gasto se asumirá mediante los Presupuestos, reordenar algunas partidas, eliminar el contrato de apoyo a emprendedores y aumentar las cotizaciones.