Desde la época de la revolución Industrial se comenzó a ver el impacto que la tecnología era capaz de generar en el mercado laboral. Antes de los primeros indicios de automatización de tareas, era inimaginable el escenario en el que las máquinas pudieran desarrollar en gran medida los procesos productivos a diferente escala.

profesionales

Sin embargo, con la implementación de ingenierías especializadas en maquinaria y trabajo automatizado, se volvió cada vez más popular el trabajo mecanizado. A partir de ese entonces las relaciones laborales y las formas de empleo han evolucionado constantemente a la par con los avances tecnológicos.

Son numerosos los beneficios que las tecnologías traen a los sectores laborales, una vez mecanizada una tarea los empresarios ahorran grandes porcentajes de dinero dejando de invertir en mano de obra, además disminuye el margen de error y como si fuera poco, evita Las cargas laborales que una relación de trabajo implica.

Las tecnologías de la información y la comunicación, conjuntamente con el internet son en gran medida responsables de los cambios actualmente suscitados en las formas de empleo a nivel mundial. Actualmente el mercado laboral presenta grandes diferencias en comparación con el de hace cincuenta años, sin embargo esta evolución no ha parado, al contrario, se ha acelerado.

Los avances tecnológicos son cada vez más rápidos y el futuro laboral está directamente relacionado con ellos. Para muchos esto podría no ser relevante, pero la verdad es que el futuro laboral influencia la dinámica social a tal medida que su conocimiento es esencial para el éxito en cualquier ámbito.

Si aspiras a conseguir un empleo en los próximos años, o si eres un empresario con ganas de crecer en el mercado, conocer lo que el futuro trae para el mercado laboral es de suma importancia para ti. Pues de ello dependerán las estrategias que deberás implementar para lograr tus objetivos.

Cada vez son más los puestos laborales que desaparecen por el auge de la sistematización, e incluso la robótica. Mientras más tareas sean realizadas por sotfwares especializados o sistemas de programación robótica, menos tareas podrá ejercer el humano dentro de una empresa. Es por ello que se habla de las profesiones sin futuro, que son aquellos puestos de trabajo que se espera desaparezcan en los próximos años, estos son por ejemplo, los empleos administrativos de tareas simples de oficina como la documentación de archivos y la atención al cliente.

Sin embargo, no todo es desplazamiento para la mano de obra humana, también son numerosos los puestos de trabajo que nacen cada día gracias al uso del internet y a las tecnologías de comunicación. Este es el caso de diferentes puestos de empleo que van en concordancia con el desarrollo tecnológico de las empresas, los cuales dan origen a las profesiones del futuro, que no son más que aquellas actividades consideradas esenciales en la transición tecnológica que vive el mercado laboral.

Entre las consideradas profesiones del futuro destacan las relacionadas con la informática, las ventas, las finanzas, el manejo de información y análisis de data. De manera que se espera que el mercado laboral sea liderado por los sujetos capacitados en ciencias futuristas, con capacidad competitiva y con deseos de superación, características propias de las generaciones actuales.

Otro factor que influye en la evolución del mercado laboral es la forma en que las personas jóvenes ven el trabajo. Las actuales generaciones están comprendidas por cada vez más personas profesionales, con estudios avanzados y especializados, lo que significa una mayor exigencia de puestos de trabajo que satisfagan las expectativas de las masas, pero que además permita el crecimiento y desarrollo personal a la par del empresarial.

Este deseo de éxito y superación se ve reflejado en los crecientes índices de trabajadores independientes, los cuales también son fomentados por las tecnologías de la información y la comunicación que facilitan actividades laborales no tradicionales donde los individuos tienen más poder de decidir qué hacer y para quién.

De esta forma internet se ha convertido en un mercado global donde convergen las apuestas no sólo de trabajadores independientes sino también de empresas que buscan actualizar su funcionamiento. Las redes ofrecen atractivos servicios que generan un impacto directo en los índices de ventas de las empresas, este es el caso de Sendowl la cual es una herramienta que permite incrementar las ventas de infoproductos a través de sistemas de ventas automáticas.

Con este tipo de estrategias, las empresas logran posicionar sus productos en el mercado con mayor facilidad y rapidez, puesto que el internet sirve como escenario perfecto para distribuir información en todo el mundo. Esto se traduce además, en mayores ganancias, una vez que logran desarrollar el proceso de ventas sin necesidad de recurrir a relaciones laborales que generan cargas económicas y obligaciones contractuales. Los emprendedores que logran acoplar sus servicios con las nuevas tecnologías ven disminuidos sus gastos operativos y como consecuencia su margen de ganancia aumenta considerablemente.

Cada vez más creaciones digitales como libros, manuales, temarios, guías, revistas, entre otros, son distribuidas y vendidas de manera automática por herramientas informáticas como Sendowl, de manera que ya no son necesarios intermediarios en distintos lugares del mundo para poner los productos al alcance del cliente de manera rápida y segura.  

Este tipo de avances están reformulando el mercado, disolviendo los antiguos paradigmas y generando ingresos en empresas ya establecidas en todo el mundo. Pero ¿qué pasa cuando eres un visionario y lo que quieres es independencia? En ese caso, el internet y sus maravillas, como las ventas automatizadas, pueden ayudarte a lograr tu objetivo: la independencia económica.

De manera que sin dudas las nuevas tecnologías están cambiando el mundo como lo conocemos, el futuro laboral promete transformaciones para las que debemos estar preparados, no como un obstáculo que superar, sino como un impulso que aprovechar.

Queda entonces claro que la sociedad del futuro será liderada por personas creativas, que se adapten rápidamente a todos los escenarios que se presenten, y que además logren aprovechar las herramientas tecnológicas que están a su alcance para su beneficio logrando así ser exitosos y económicamente independientes.