La situación de la mujer en América Latina se caracteriza por sufrir una acusada desigualdad con respecto al hombre y una alarmante pobreza que la hace dependiente del género masculino

La situación de la mujer en América Latina está caracteriza por su desigualdad con respecto al hombre. A pesar de la progresiva incorporación de la mujer a los espacios públicos en estos países y a su integración en el mercado laboral durante la última década, las cifras siguen siendo muy poco alentadoras en estos países y muy preocupantes. Las alarmantes brechas de género, en lugar de ser un motivo de sorpresa, se ven como normales en las sociedades de los países que configuran América Latina.

De hecho, según datos publicados por el Banco de Desarrollo de América Latina, en 2017 solo el 50,3% de las mujeres participan en actividades económicas frente al 78,9% de los hombres. Además, las mujeres ocupan sólo una cuarta parte de los cargos públicos de los poderes estatales (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), mientras que en países como Finlandia, Islandia, Holanda y Suecia su representación parlamentaria asciende al 40%.

Para dar visibilidad a estas situaciones de desigualdad y recopilar información sobre las mujeres en América Latina se ha creado el portal http://www.latinwomen.org, una iniciativa con la que se quiere mejorar la situación de la mujer en estos países. Y es que superar estas brechas de género tan marcadas en América Latina tan sólo es posible conociendo la realidad de las mujeres, recopilando datos e información e intentando dar visibilidad a estas situaciones de desigualdad con la mayor cantidad de datos fiables y de confianza.

Para ello y con al pregunta de “¿No hay Derechos Humanos para las Mujeres de América Latina?” los responsables de este portal quieren recopilar información relacionada con la violencia sexual, los derechos reproductivos, la violencia doméstica, el feminicidio y el acoso en las calles que sufren las mujeres.

Además, esta web también quiere hacer especial hincapié en las elevadas tasas de pobreza que afectan a las mujeres en América Latina, algo que está motivado principalmente en el dato de que de la mitad de las mujeres trabajan y el 50% de las que lo hacen están en una situación de ilegalidad. Esta realidad provoca una dependencia mayor del hombre que las sitúa en una situación de debilidad y dependencia frente al hombre que las hace vulnerables.

Para mejorar la situación de esta mujer es necesario promover cambios en la legislación actual de los países que conforman América Latina, ya que prácticamente no hay leyes apropiadas para prevenir la desigualdad de género y para prevenir la violencia doméstica o la discriminación salarial en muchos países de América del Sur. El estatus social continúa dominado por los hombres y la mayoría de resoluciones judiciales relacionados con casos de violencia tienden a ponerse de parte de los hombres. Para ayudar a cambiar esta situación de las mujeres en América Latina recopilando información nace la web latinwomen.org.