La delincuencia se mueve tanto por las vías tradicionales como por las más extrañas. Es así como se dio a conocer que fueron detenidas madre e hija, después que denunciaran en una comisaría a un sujeto que contrataron para un sicariato. A pesar de lo curioso e irónico que pueda parecer, así fue como sucedió. Ambas mujeres que tiene 52 y 20 años respectivamente, hicieron un plan macabro junto con la novia de la hija de 29 años, quien supuestamente era un alto funcionario del CNI, para así asesinar a la pareja de la madre y vender todos su órganos.

Según las declaraciones de las mujeres, emitieron un cheque por más de 7 mil euros a este falso agente para que contratara a un sicario y así llevar a cabo su objetivo.  Lo más llamativo del caso es que firmaron un contrato donde dejaron todo por escrito y al no cumplirlo hicieron la respectiva denuncia.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid apresó a los tres presuntos delincuentes y se encuentran a la espera de un juicio que determine la condena exacta a cumplir. Lo extraño aquí es que ninguno de los tres tiene antecedentes penales ni policiales.

Según investigaciones todos son españoles y queda verificar si el supuesto agente de verdad forma parte de esta institución.

Toda la idea fue del agente falso, quien les dijo a las mujeres que obtendrían una rentabilidad de más de 60.000 euros, una cantidad que les permitirá sortear el problema financiero que viven actualmente. Éste mismo sujeto propuso contratar a un sicario para ejecutar la operación.

Al parecer era un acto de venganza lo que iban a hacer, puesto el novio de la madre las había engañado en múltiples ocasiones, lo que ha causado que haya perdido grandes cantidades de dinero.

Ellas se vieron convencidas cuando el novio de la joven mostró supuestas credenciales de la institución policial. A partir de aquí le dieron el dinero y firmaron el contrato sin dudarlo.

Después de pasar varias semanas y el asesinato aún no se hacía, fueron hasta la comisaría más cercana, donde delataron al supuesto agente pero al hacerlo quedaron en evidencia ellas mismas.

Rápidamente y después de haber estudiado el contrato y la hoja de vida, se dan cuenta que fue copiado de un verdadero alto funcionario, ya que hacía muestras de cientos de medallas ganadas en combate y misiones ultra secretas, lo que le daba la autoridad para ejecutar la operación.

Esperemos que con esta detención las demás personas que tengan en mente hacer algo similar lo piensen dos veces. También es necesario hacer una llamada a las autoridades para que hagan más investigaciones para que no siga sucediendo, ya que de no haberse delatados, probablemente el novio de la señora estaría muerto en estos momentos.