Nadie pensaría que Juan Mendoza colocaría en Facebook lo que muchos han considerado un anuncio anticipado de lo que luego haría al escribir «El pecado se paga con la muerte«, hecho que culminaría en un terrible doble crimen perpetrado el 24 de mayo del mes pasado de sus cuñadas, las hermanas Aranjuez, además del intento de homicidio en contra de la madre de ambas mujeres.

Consuelo de 50 años se encuentra hospitalizada con un cuadro de salud delicado en el hospital 12 de Octubre en Madrid, ante lo cual también añadió con faltas de ortografía «El pecado es una lepra satánica y estando en manos de satanás, consigues lo que satanás te inculca en tu mente».

Tras una reconstrucción de los hechos, los agentes de homicidios han llegado a la conclusión que los hechos comenzaron cuando “Juanin” se separó de la que era su mujer, hace solo tres meses, la cual al separarse se fue a vivir con un amigo del marido de una de las hermanas Aranjuez.

Lo que ocurrió días antes del suceso e incluso el día del crimen fue, que luego de la separación de la pareja, la familia del hoy asesino rechazó a Celestina por abandonarlo y debido a esto ella se marchó a las afueras de Aranjuez.

En varias oportunidades Celestina y su familia habían sido amenazadas por su pareja dado que era muy celoso

Tras la separación, Juanin se muda a la casa paterna. El domingo anterior se tropieza con Lissette de 35 años y Montserrat de 23 que se encontraban en compañía de su madre. En plena calle y según investigación de la Policía Nacional, Juanin discute con ellas puesto que las culpa del abandono de su mujer y una de ellas lo llama “cornudo”.

Éste va hacia la casa molesto, carga la escopeta y vuelve al lugar, pelean,  realiza un primer disparo al aire y todos los presentes señalan que una de las mujeres le increpó que tuviese cuidado que en el lugar había niños.

Acto seguido, recargó la escopeta de doble cartucho y disparó directo al cuello a Lissette, quien fallece de modo instantáneo, por lo que los policías piensan que disparó desde muy cerca, luego Monserrat va hasta donde se encontraba su hermana para ayudarla y es cuando Juanin realiza el certero tercer disparo contra ella hiriéndola de muerte en el tórax, además de que le disparo a la madre en la pierna destrozándosela en el acto.

Después de haber cometido el crimen se esconde en su casa hasta que llegó a un trato con la Policía Nacional de entregarse por lo que fue detenido por la Policía Municipal y llevado a la comisaría.