Ya no es un secreto. Finalmente el matrimonio que formaban Paula Echevarría y David Bustamante se ha roto por completo. Y es que, para no continuar acallando los rumores de la prensa han decidido hacerlo público. No en vano, y esto es algo que los periodistas de la prensa del corazón ya conocían, la pareja, muy activas siempre en las redes sociales, llevaban 11 semanas sin publicar ninguna imagen en la que se les pudiera ver juntos.

Vuelta a sus orígenes

Como es habitual en estos casos, la pareja, ya cada uno haciendo vida de manera independiente, ha decidido refugiarse cerca de los suyos. De hecho, tanto ella como él, han decidido pasar más tiempo con su familia más cercana y con sus amigos de toda la vida ya que no solo se sienten más confortables sino porque saben que van a estar más protegidos de un posible entorno hostil.

No obstante, a pesar de que emitieron un comunicado, y tal y como cabría esperar, todavía no se conocen los motivos de la ruptura. En estos casos siempre se especula con el hecho de que sus profesiones no les permite tener una vida que podamos denominar como normal. Los grandes periodos de tiempo que uno y otro pasan fuera de casa pueden hacer que la pareja se desgaste mucho.

Dicho esto, ahora es el momento en el que los rumores comiencen a hacer acto de aparición. Es más, seguramente no tarden mucho en salir a relucir algunas portadas en las que metan a terceras personas en todo este asunto. Algo que no sabremos hasta que no pase un cierto tiempo si es verdad o no ya que será la propia pareja, seguramente, la que se encargue de dar o no veracidad a las noticias. No hay más que dar tiempo al tiempo.