Mariano Rajoy, ha manifestado en el Congreso que desea tener una relación diplomática con Donald Trump similar a la que tuvo con el anterior presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

En respuesta al PSOE sobre su silencio acerca de las primeras medidas de Trump señaló que no le preocupa su opinión y que sería lo que el Gobierno ha hecho y haría. Rajoy asegura que España y Estados Unidos deben favorecerse mutuamente debido a su alianza y que por lo tanto las críticas deben sobrar.

Antonio Hernando, portavoz de los socialistas, ha expresado su preocupación por las sentencias del actual presidente de EEUU y pide a Rajoy que en próximas conversaciones cuestione a Trump sobre las decisiones que atenten en contra de los derechos humanos de mexicanos y países afectados por algunas medidas, a propósito de su voluntad de levantar un muro en la frontera con México. Sus críticas incluyen que, el presidente de Gobierno, supuestamente está al servicio de la Casa Blanca y que por el contrario, debe defender derechos humanos a toda costa y hacerle frente a las resoluciones del mandatario estadounidense. Declarara no sentir orgullo ni empatía por esto sino vergüenza.

Sobre la soberanía de Cataluña

Gabriel Rufián, diputado de ERC también ha sostenido un debate con Rajoy el pasado miércoles en el congreso, en cuya sesión se tocó el tema de la independencia Cataluña. Sobre el proceso soberanista en Cataluña dijo estar en desacuerdo con que se haga un juicio para decidir la autonomía.

Rufián está convencido de que el Gobierno debe acoger a refugiados y se debe evitar que un Conde Duque de Olivares confabule con Operaciones Cataluña. Además, ha retado a Rajoy a medirse en las urnas, por lo que el presidente ha expresado que la justicia es el camino de quienes se mantienen al margen de la ley.