Aunque pueda parecer que no es un problema muy grave, en algunos barrios de la Comunidad de Madrid, la presencia de perros abandonados puede llegar a suponer un verdadero problema. No tanto por el número, que también, sino porque algunos de estos perros pertenecen a razas de las que se pueden considerar como peligrosas. Y todo ello con el problema añadido de que la perrera municipal ya no tiene sitio para más perros. Su límite, situado en 200 canes, ya ha sido sobrepasado con creces.

Campañas para concienciar a la gente

No hay duda de que tener un perro puede llegar a ser muy atractivo para una familia. Sin embargo, en no pocas ocasiones esto no es otra cosa que un capricho pasajero que hay que evitar a toda costa. Por ello, lo primero que se debe hacer es no comprar perros ya que son muchos los que podemos encontrar en perreras y que seguramente cumplan con lo que necesitamos.

A esto hay que sumarle el hecho de que el cuidado de los perros tiene muchas implicaciones que en no pocas ocasiones las personas, es decir, sus dueños, no terminan de comprender. Su cuidado, su manutención y así con un largo etcétera de detalles, es una responsabilidad que se debe tener desde el primer día hasta el último.

De todos modos, llama mucho la atención que no solo los perros pueden ser un problema. Los gatos también lo son. Y lo son más que nada porque a diferencia de los perros, en este caso no hay tantos centros especializados en su recogida por lo que son muchos los felinos los que nos podemos encontrar por las calles. Un problema que si bien es cierto todavía no es grave puede llegar a serlo con el paso del tiempo si la tendencia se mantiene como hasta este momento.