Varios de los centros del municipio dedicados a ofrecer ayuda a las personas que no tienen hogar, han tomado la iniciativa de incluir un poco de alcohol como una de las medidas para que los sintecho asistan a los servicios sociales que se ofrecen en el municipio.

Miembros del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, manifestaron que se trata de una tarea bastante difícil, ya que estas personas en situación de calle que sufren de adicciones se niegan a entrar a este tipo de albergues.

Muchos de estos, incluso, elegían estar en las calles antes de abandonar su adicción por las bebidas alcohólicas.

Por este motivo, se crearon las salas de reducción de daño, lugar donde los sintecho tienen permitido consumir alcohol, pero en pequeñas dosis para mantener el control.

Se trata de unas salas que en primera instancia se crearon de manera experimental a mediados del año 2018 y que en la actualidad, se están implementando en al menos tres de los albergues pertenecientes al municipio, específicamente, en el Centro de Acogida Puerta Abierta, situado en Carabanchel; el Centro abierto para personas sin hogar La Rosa y también, el Centro de Acogida San Isidro, ambos  ubicados en el Paseo del Rey.

El equipo de Aniorte, señala que no todos los sintecho son adictos al alcohol, sin embargo, tienen presente que existe un porcentaje que si sufre de esta lamentable condición, por lo que la recién implementada medida servirá como iniciativa para atraer a estas personas  los centros municipales.

Según las cifras recogidas por el equipo Aniorte, al menos 30 sintecho han sido acogidos a través de esta medida, por lo que tienen permitido consumir un poco de cerveza y vino en cantidades moderadas.

Miembros del Ayuntamiento de Madrid, aseguran que la medida de prohibición de consumo de alcohol que se realiza en la mayoría de los centros del municipio para las personas en situación de calle, no ayudan en nada a que los sintecho se desintoxiquen, de hecho es todo lo contrario, evita que la gente quiera asistir a los centros.

Por esta razón, desde el Área de Bienestar Social afirman que este programa llego para quedarse y que además, harán todo lo posible para que se extienda a los demás centros dentro y fuera del municipio.

De este modo, la ingesta de bebidas alcohólicas de pequeñas cantidades será el principal objetivo de las nuevas estrategias que serán implementadas por el equipo de trabajo de José Aniorte, esto como iniciativa para mejorar la calidad de vida de los sintecho y que dará inicio a partir del mes de septiembre o a más tardar en octubre del prsente año 2020.

Por último, en forma de recordatorio manifestaron que la finalidad principal de este programa no es solo ofrecer un techo a esta gente, la idea es reinsertarlos nuevamente en la sociedad.