Si lo pensamos bien, este podría ser un eslogan perfecto para todas aquellas personas que crean que Madrid es capaz de no contaminar nada en los próximos años. Y es que a pesar de que de la realidad es bien distinta, no hay que olvidar que ha habido ocasiones en las que se ha tenido que prohibir el paso al centro de la ciudad como consecuencia de la baja calidad del aire de esa zona, se quieren implantar algunas medidas que pueden funcionar para que la polución sea prácticamente nula.

Bonificaciones, ayudas estructurales y aparcamiento gratuito

Este sería el resumen del gran paquete de medidas que quiere impulsar el consistorio de Manuela Carmena durante los dos próximos años con el objetivo de renovar el parque de automóviles casi de manera total para al año 2025.

La primera medida tiene que ver con una bonificación que se quiere dar de hasta un 75% en el impuesto de circulación a todas aquellas personas que adquieran un coche poco contaminante, esto es, con etiqueta de contaminación C, entre los años 2018 y 2019.

A partir de aquí también se quiere que estos usuarios de coches eléctricos o híbridos no tengan que abonar ninguna cantidad en el SER ya que al no contaminar no se verían afectados por ese impuesto.

Otro dato muy importante es que se quiere hacer un desembolso de 5 millones de euros con el objetivo de fabricar y de instalar diferentes cargadores a lo largo y ancho de la Comunidad de Madrid para que aquellos usuarios que dispongan de coche eléctrico o híbrido puedan cargarlo sin ninguna clase de problemas.

Unas medidas que pueden ser realmente útiles y que al mismo tiempo pueden evitar multas y sanciones que pueden mermar económicamente hablando a la capital de España en estos momentos tan delicados.