Si hay algo que en España levanta siempre una gran polémica es todo lo que tiene que ver con las víctimas de la Guerra Civil. Y es que, en cualquier de los dos bandos siempre habrá gente que se sienta perjudicada. Y claro, ¿cómo llegar a un compromiso son todas las personas sin herir a otras? Es algo complicado.

Con esto lo que queremos presentar es un problema que habrá en breve en la capital de España. Y es que el Ayuntamiento de Madrid ha decidido que llevará a cabo, para el año 2018, un homenaje a todas aquellas personas que fueron víctimas del régimen de Francisco Franco. Lo que se busca es revivir una memoria que hasta este momento no existía en detrimento de otros homenajes y monumentos que sí existen actualmente y que no hacen otra cosa que mostrar una única cara de lo que fue el régimen.

Será en el cementerio de la Almudena

Este será el lugar elegido por el consistorio para llevar a cabo este monumento. Un homenaje que se realizará en uno de sus muros y en el que se van a dejar impresos los nombres de las aproximadamente 2.000 víctimas que murieron como consecuencia de la acción de los batallones de fusilamiento.

Pero claro, como hemos dejado ver al inicio de estas líneas, y como seguramente ya habrás adivinado, todo esto llevará asociado un coste al que se tendrá que hacer frente con los impuestos de los madrileños. Un coste que se llevará a cabo sin lugar a dudas pero que seguramente traiga consigo las consecuencias que todos sabemos, es decir, una respuesta por parte de la oposición así como por parte de los partidos de derechas que no estarán de acuerdo en que se rinda homenaje a estas personas. En medio, como siempre, los propios ciudadanos, y la propia historia.