El coronavirus ha golpeado muy fuerte al territorio español, pero especialmente a la comunidad madrileña, donde se ha desarrollado el mayor brote en toda la historia. Las autoridades están preocupadas ya que se está llegando a un momento de emergencia nacional.

Los afectados han sido tantos que los profesionales de la salud no se dan abasto para atender a tanta cantidad de pacientes. Por este motivo es que se han desarrollado cientos de estrategias, para poder hacer frente a uno de los mayores retos en toda la historia de España.

Una de ellas ha sido la de crear en la capital un hospital de campaña con más de 5000 camas para poder atender a las víctimas y pacientes que llegan diariamente con síntomas leves y graves de coronavirus. Esto podría ser un desahogo a los demás centros médicos de la región.

Además de esto, la Consejería de Sanidad se está poniendo manos a la obra para poder dar apoyo a aquellos hospitales que se están quedando sin suministros. Un ejemplo claro es el Severo Ochoa, que está ubicado en Leganés. Recientemente recibieron 91 camas, que debería funcionar momentáneamente.

Otro caso parecido es lo que está sucediendo en el hospital Gregorio Marañón, que se ha abarrotado de personas en los últimos días. Las autoridades están estudiando la posibilidad de dar apertura del pabellón de oncología para que funcione momentáneamente como Unidad de Cuidados Intensivos.

Díaz Ayuso emitió un comunicado en el que llegaron a un acuerdo con la ministra de defensa para solicitar el apoyo de las fuerzas armadas en el traslado de enfermos para las diferentes unidades médicas que hay en toda la comunidad madrileña.

Así mismo se le ha autorizado a una unidad especial para que desinfecten todas las residencias y aquellos lugares en la que viven personas de tercera edad, que son los que tienen un riesgo mucho mayor.

Esta acción debería paliar un poco la situación, pero la incertidumbre aún es muy alta. Los expertos señalan que la peor parte de la pandemia aún no ha pasado y que se agudizará en las próximas semanas.

Los hospitales más grandes de Madrid están colapsando, por lo cual solo están atendiendo pacientes que tengan síntomas muy graves o sean personas de tercera edad. De lo contrario recomiendan quedarse en casa y llamar a los médicos en caso de insuficiencia respiratoria.

Solo queda esperar y tener las medidas de precaución que han emitido las autoridades en todo el mundo. Hacer caso al aislamiento y no salir de casa a no ser que sea extremadamente necesario. España saldrá de este reto como ya ha superado otros problemas.