Después de más de 45 días en confinamiento total, la ciudad de Madrid ha visto como la flexibilización de la cuarentena arrancó el pasado 02 de mayo, en la que con distintas medidas de restricción e higiene los españoles podrán reanudar sus actividades, aunque con muchas limitaciones.

Esto forma parte del plan de desescalada que ha implementado el gobierno nacional para reactivar la economía lo antes posible, algo que muchos expertos no aprobaron al principio, pero finalmente tuvieron que acceder debido a las presiones de diversos sectores.

Todo marchaba muy bien hasta que las autoridades regionales anunciaron que la capital aún no estaba preparada para pasar de la fase 1 a la fase 2 del plan, debido a la gran cantidad de pacientes que aún hacen vida en los recintos médicos de la ciudad. Se hace mención especial a los que están en las UCI.

Sin embargo el Ayuntamiento de Madrid ha emitido una serie de decisiones que buscan ayudar al sector hostelero a reabrir sus puertas y contribuir con la recuperación de la economía nacional. Para esto se encargó a la Comisión de Terrazas, para que desarrollen un plan maestro.

Los puntos principales van dirigidos especialmente a mayores espacios de trabajo, horarios amplios y la ambientación de cada lugar con la música preferida, de manera de otorgarle la alegría que ha perdido la ciudad de Madrid.

Begoña Villacís, vicealcaldesa de la ciudad, señaló que la primera medida será la de la ampliación de las terrazas para que puedan tener más espacio y así mantener las medidas de higiene y seguridad. En este caso se apoyarán en las bandas de aparcamiento y zonas terrizas para aumentar la cantidad de mesas disponibles.

Cabe aclarar que esto no es para tener mayor número de clientelas, sino más bien para mantener al máximo las medidas de seguridad y distancia. Por otro lado está el horario, ya que se logró llegar a un acuerdo con el Tribunal Superior de Justicia de Madrid para darle media hora más a todas las terrazas de la ciudad.

Por último y no menos importante está la ambientación de estos lugares. El mismo organismo emitió un decreto en el que permiten música hasta los 80 decibelios, siendo un volumen adecuado para no molestar a los demás residentes.

Estas medidas se llevarán a cabo una vez que se avance a la fase 1 de la desescalada, mientras tanto hay que esperar a que todo marche de la mejor manera en los próximos días. Hay que seguir las indicaciones de cada una de las autoridades, ya que es nuestra salud la que está en juego.