Si bien es cierto que, en los últimos años y debido a la difícil situación económica por la que han pasado muchas familias, la limpieza del hogar ha vuelto a recaer en manos de estas familias, las empresas que ofrecen servicios de limpieza siguen siendo necesarios, tanto en el ámbito del hogar, como, evidentemente, en el de la empresa.

Sucede, como ha pasado con muchos sectores, que estos servicios se han especializado en unas determinadas labores, especialmente aquellas que siguen teniendo cierta complejidad. Pero, ¿cuáles son ahora los trabajos más habituales de estas empresas? Lo analizamos en este artículo.

Limpieza de obra

La limpieza de obra es un trabajo complejo y, obviamente, no cae en manos privadas, sino en las empresas constructoras, y requiere de empresas que estén muy especializadas, para garantizar la eficacia del servicio.

Esta eficacia para eliminar totalmente el polvo y restos de un local o vivienda que ha pasado por una reforma o es nuevo, es imprescindible antes de que se entregue a su inquilino o propietario, y debe hacerse con productos y maquinaria profesional.

Las empresas especializadas en este tipo de trabajo deben ofrecernos la posibilidad de visitar la vivienda, el local o el edificio antes de darnos un presupuesto y para que no hayan sorpresas con sobrecostes no esperados

Limpieza a domicilio

Si bien es un trabajo que decayó en la última década, tal como se ha comentado, la limpieza a domicilio está repuntando, gracias a que también está repuntando el número de nuevas empresas y, por ende, de nuevas oficinas. Por otro lado, estos servicios están también están siendo contratados por familiares de personas mayores que no pueden limpiar sus casas.

En este caso, este servicio se contrata por horas, normalmente con unos precios más ventajosos cuanto más horas se contraten y ofrecen servicios integrales (limpieza de cristales, de cuartos de baño, cocina, etc.); además, suelen incluir productos y maquinaria necesarios

Limpieza de aire acondicionado

Un aire acondicionado en malas condiciones de limpieza de aparato, filtros y conductos puede ser muy perjudicial para los habitantes de una casa o los trabajadores de una oficina. Es por ello que llevar a cabo la limpieza de aire acondicionado de manera regular es más que recomendable.

En los hogares, tanto la realización de estos trabajos, como su periodicidad quedan en manos de las familias, pero en los centros laborales existe una normativa a cumplir en este sentido y, además, la limpieza de aparatos, filtros y conductos proporciona una vida útil más amplia del aparato, a la vez que optimiza su funcionamiento.

Tanto en una empresa, como en el hogar, la limpieza del aire acondicionado nos va a ahorrar diversas enfermedades respiratorias, infecciones por hongos o alergias. Esta limpieza debe hacerse en profundidad y desde el aparato hasta los conductos.

Estos últimos requieren de una especialización, puesto que suelen ser largos y angostos, necesitando de robots de limpieza específicos que incluso llevan incorporada una videocámara, tanto para controlar el proceso, como para poder observar el resultado final.

Limpieza de moquetas

La moqueta es otro de los elementos que, al igual que el aire acondicionado debe tener un mantenimiento regular por ser fuente de posibles enfermedades. Así, es recomendable también la limpieza de moquetas y alfombras de una manera regular, como mínimo, una vez al mes.

Para limpiar una moqueta o una alfombra no basta con sacudirla y/o pasar el aspirador. Es necesaria una limpieza más profunda con vapor a altas temperaturas que elimine cualquier tipo de patógeno, o productos de alto poder limpiador específicos para este material y utilizando maquinaria de inyección – extracción para que quede completamente limpia. De alguna manera, esta limpieza es muy semejante a la de tapicerías de sofás o sillas.

Siempre en manos profesionales

Sea cual sea la necesidad de trabajos de limpieza, es obvia la importancia de que estas labores recaigan en manos de profesionales. Son este tipo de empresas las que tienen el material y las máquinas más específicas para limpiezas generales y también para otras más específicas o también de lugares más complicados como rincones o esquinas; además de contar con personal muy cualificado y de amplia experiencia en estos trabajos.

Es cierto que, a diferencia de los negocios, en donde la contratación de servicios de limpieza es habitual, en los hogares, poco a poco, se vuelven a contratar este tipo de servicios generales de los que se había prescindido en la última época; pero también se contratan para servicios más específicos, como la limpieza de sofás y alfombras, del aire acondicionado y también para realizar una limpieza a fondo cada cierto tiempo, para luego hacer un mantenimiento. También se contratan después de una reforma u obra cada vez con mayor asiduidad.

La externalización de servicios de limpieza vuelve a ser un sector en alza, con empresas que han sabido reinventarse a pesar de los últimos años tan difíciles.