Centro como el Gimnasio Barceló es uno de los polideportivos de gestión privada que no da acceso a los usuarios con las tarifas con descuento.

Funciona, de hecho, en una edificación que es propiedad del ayuntamiento de Madrid, ubicado en el Distrito Centro, siendo adjudicado el espacio y equipamiento a la empresa Forus para que gestione las instalaciones tal como si se tratase de un polideportivo municipal, solo que con gestión privada, pero esto es solo la teoría, la realidad es otra.

Se supone que los usuarios deberían tener acceso a las mismas tarifas existentes en los otros centros deportivos que son llevados por personal del consistorio, no obstante, este gimnasio no las ofrece y se conoció que hasta hace poco no se ofertaba al público adulto la tarifa reducida de 24 euros por mes para la sala multitrabajo.

Testigo de ello es Carlos Blanco, quien comprobó por sí mismo la táctica que de entrada le aplicó la empresa Forus, donde sujetó la tarifa reducida a un horario nada amigable que se reducía de las 22.0 a las 24.0 horas, después fue ampliado debido a su reclamación ante el Distrito Centro.

Agregó Carlos que en los polideportivos de gestión directa no existen horarios para el uso de las instalaciones relacionados con estas tarifas, sin embargo y mediante email, el Gimnasio Barceló le informó que puede hacer uso exclusivo de la sala fitness, por los 24 euros mensuales, eso sí, sujeto a ciertos horarios de lunes a viernes y después otros distintos los sábados y domingos.

polideportivos en Madrid que no dejan acceder a parados

Aunque ciertamente fueron ampliados, aún suponen una restricción

También informó que un conocido se acercó a las mismas instalaciones a informarse de las tarifas y horarios y solo le ofrecieron la opción de tarifa mensual de 47 euros.

Forus Barceló por su parte, ha señalado que la figura de concesionario en estos gimnasios no les obliga a ofrecer todas esas tarifas públicas, solo las que ya han sido previamente acordadas internamente con el Ayuntamiento; señalan que no cuentan con las tarifas para parados y que no están obligados a ofrecerlas.

Otras instalaciones que funcionan bajo la misma figura de gestión privada, es Escuelas de San Antón, donde permiten el acceso a desempleados a la piscina, con la tarifa reducida, solo si hay poca gente y hasta una hora determinada, como lo informa Paco Martínez.

El Ayuntamiento informa que en efecto las instalaciones de San Antón tiene un problema, porque la demanda supera con creces la capacidad de estas, aseguró que el problema en el Forus Barceló se ha solucionado, pero no aclaró si los polideportivos de gestión privada deben aplicar las mismas tarifas que los de gestión directa.